Archivo de Público
Lunes, 10 de Marzo de 2008

El enviado de la Unión Europea a Cuba defiende que se retome el diálogo

El comisario europeo para el desarrollo cree que el inmovilismo actual de la UE respecto a la isla es un "gran error" en esta época de cambios. 

REUTERS ·10/03/2008 - 08:46h

El comisario europeo para el Desarrollo, Louis Michel, en un coche de caballos junto al historiador cubano Eusebio en La Habana vieja, ayer. REUTERS

El comisario europeo para el Desarrollo, Louis Michel, concluyó el domingo una visita a Cuba convencido de que la Unión Europea debe romper su "inmovilismo" y tomar la iniciativa para destrabar el diálogo político con la isla de Gobierno comunista, dijo su principal asesor. Michel no se entrevistó con el presidente Raúl Castro, que sucedió hace dos semanas a su hermano Fidel, tras casi medio siglo en el poder.

Pero el ministro de Exteriores Felipe Pérez Roque y el vicepresidente Carlos Lage aclararon a Michel que no habrá diálogo hasta que la Unión Europea (UE) no levante las sanciones diplomáticas decretadas en 2003 en respuesta al arresto de 75 opositores cubanos.

"Hacer política"

Las sanciones están suspendidas desde 2005. "(Michel) está más convencido que nunca de que la situación de inmovilismo político de la Unión Europea, en este contexto de movimientos imperceptibles (en Cuba), sería un gran error", dijo a periodistas Stefano Manservisi, su principal asesor, al final de la visita de tres días. 

"Por lo tanto, está convencido de que la UE debe hallar la forma de desbloquear esta situación y hacer política", añadió el director general de Desarrollo de la Comisión Europea. Para eso, Michel buscará convencer en junio a los ministros del Consejo Europeo que vale la pena eliminar las sanciones en pos de restablecer la comunicación con Cuba, agregó.

Bush, irritado 

Algunas ex naciones socialistas como la República Checa se niegan a eliminar las sanciones hasta no ver mejoras en materia de derechos humanos. Manservisi describió el domingo la exigencia cubana como un "acto político formal de certificación de defunción". "Las medidas sólo existen sobre el papel. No serán puestas en efecto nunca, porque no habrá unanimidad para hacerlo", dijo.

La visita de Michel irritó al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que según el Gobierno cubano ejerció presiones en las capitales de la UE para intentar frustrarla. Michel vuelve a Bruselas convencido de que el nuevo Gobierno de Raúl Castro trabaja en futuros cambios económicos y políticos, dijo Manservisi.