Archivo de Público
Sábado, 8 de Marzo de 2008

El recibo de la luz será más ‘verde’

La factura de los hogares desglosará la prodecencia de
la energía y detallará el impacto ambiental del consumo

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE ·08/03/2008 - 08:30h

Cada vez que pulsamos el interruptor se enciende la luz, pero este acto tan simple entraña un misterio para el consumidor: ¿de dónde viene esa corriente? La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha presentado el modelo, consensuado con las empresas eléctricas, para que los clientes puedan saber el origen de la electricidad consumida y el impacto que eso tiene sobre el medio ambiente.

"A corto plazo", según asegura el director de energía eléctrica de la CNE, Carlos Solé, las facturas de la luz vendrán acompañadas por un desglose de las fuentes de energía que se han utilizado para generar la electricidad (renovables, cogeneración, ciclo combinado de gas natural, carbón, fuel, nuclear), y las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y los residuos radiactivos de alta actividad producidos. Asimismo, el recibo incluirá el impacto ambiental especificado en una escala de "A a G", siendo "A" el mínimo impacto y "G" el máximo, y la posición relativa respecto a la media del sector.

Solé explica que la Comisión está comprobando la información que remiten las empresas para garantizar el origen de las energías. "Este sistema de control de la CNE garantiza que no se contabilizan dos veces las energías", añade. Una vez que se haya cotejado la información, empezarán a llegar las primeras facturas desglosadas. En un primer momento, las energías renovables estarán agrupadas, pero la idea, con el tiempo, es separarlas por fuentes.

El objetivo del modelo de factura básico que ha diseñado la CNE es que "suministre información fidedigna y sea homogénea a los clientes". El etiquetado será el mismo para todo el territorio nacional, con independencia de la compañía que venda la electricidad. Solé apunta que con este modelo se podrán comparar los datos entre compañías y entre comunidades autónomas.

Datos de las compañías
"Las compañías podrán significarse como más verdes y ponerse la etiqueta con la información que faciliten a los consumidores", comenta. "Se quiere incrementar la transparencia en el mercado eléctrico", añade. El formato propuesto por la CNE es "lo mínimo" que las compañías deben facilitar, pero Solé indica que si el comercializador quiere dar más datos puede hacerlo.

Por su parte, las organizaciones ecologistas y de consumidores llevan años reclamando transparencia por parte de las eléctricas, y por fin el formato de etiquetado con información medioambiental y desglose del origen de las fuentes energéticas podrá ver la luz pronto.