Archivo de Público
Viernes, 7 de Marzo de 2008

El capitán del barco ecologista asegura que recibió disparos del ballenero japonés

EFE ·07/03/2008 - 10:12h

EFE - Foto cedida por Greenpeace que muestra unos botes inflables de la organización ecologista tratando de impedir que el barco nodriza Nisshin Maru, recargue combustible del Oriental Bluebird el pasado 22 de enero.

Paul Watson, el capitán del barco del grupo ecologista "Sea Shepherd" que persigue en aguas de la Antártida al ballenero japonés "Nisshin Maru", aseguró que la tripulación nipona le disparó y perforó su chaleco antibalas.

Watson, quien señaló que es la primera vez que los japoneses responden de forma tan violenta a sus provocaciones, dijo que el proyectil incluso dobló una placa y dejó una rozadura en su pecho, según la radio ABC.

La tripulación japonesa también reaccionó a las bombas fétidas lanzadas por los activistas tirándoles granadas de fogueo, una de las cuales causó heridas leves a un ecologista del "Steve Irwin", que intenta sabotear las actividades del ballenero.

Japón puso en marcha en noviembre pasado su programa anual de captura de cetáceos "con fines científicos", pese a que la Comisión Ballenera Internacional solicitó en junio a Tokio que lo parase.

Desde entonces, el gobierno australiano vigila a los pesqueros nipones con un barco del Departamento de Aduanas, que graba en vídeo sus operaciones por si algún día se necesitan pruebas de cara a un futuro proceso ante un tribunal internacional.