Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Bélgica da el primer paso para sobrevivir como país

El acuerdo sobre inmigración que el martes firmaron los cuatro partidos ganadores de las elecciones belgas se considera el primer paso para salir del marasmo político en el que se encuentra sumido este país desde la fecha de los comicios, el pasado diez de junio.

Público ·10/10/2007 - 19:57h

Independentistas flamencos escenifican la muerte de Bélgica

Desde hace cuatro meses, Bélgica funciona al ralentí. Los cuatro partidos que ganaron las elecciones del pasado 10 de junio no se han puesto aún de acuerdo para formar Gobierno. El Ejecutivo saliente en funciones se limita desde entonces a despachar los asuntos más urgentes.

Sin embargo, el pasado martes de madrugada el político al que el rey Alberto II ha encargado que forme Gobierno, el democristiano Yves Leterme, anunció que estas cuatro formaciones políticas han llegado por fin a un primer compromiso: la política de inmigración.

Estos cuatro partidos son las formaciones liberal y democristiana de Flandes (región de habla neerlandesa) y Valonia (francófona), respectivamente. Sus programas económico y social son compatibles; su ideología se sitúa en la derecha y el centro derecha y, sin embargo, tras cuatro meses, Yves Leterme, el formador, tal y como se le conoce en Bélgica, no ha conseguido aún que superen sus diferencias e integren un nuevo Gabinete.

La razón para este desacuerdo entre partidos de ideología semejante no es otra que la profunda división que en Bélgica existe entre valones y flamencos, dos comunidades que se dan la espalda.

La discordia entre las cuatro formaciones políticas tiene su origen en la discusión sobre las competencias reclamadas por los flamencos -en justicia, sanidad y transportes, consideradas inaceptables por los partidos valones.

Riesgo de partición
La crisis institucional que vive este país desde junio ha colocado de nuevo el debate sobre la independencia de Flandes en el centro de la actualidad belga.

Un sondeo publicado en agosto por el diario Het Nieuwsblad reveló que el 38,8% de los flamencos está a favor de la secesión.

El acuerdo de inmigración firmado el martes se considera un primer paso para un Gobierno de unidad nacional. La nueva política belga en la materia prevé que el derecho de asilo no sea competencia del ministro de Inmigración.

También recoge la apertura, controlada mediante cuotas, a la emigración económica. 

A Yves Leterme le queda ahora conseguir que los cuatro partidos se pongan de acuerdo sobre otros temas, como la justicia y la seguridad nacional. El fondo de las discusiones será, como siempre, el debate sobre el modelo de Estado federal.

UN ESTADO FEDERAL 

- Bélgica tiene una población de 10.309.725 habitantes, de los que casi seis millones son flamencos y algo más de tres millones, valones de habla francesa.

- Otro millón de belgas vive en la región bilingüe de Bruselas. También hay una pequeña comunidad (71.0OO personas)que habla alemán.

- El Estado belga es federal y se basa en las comunidades lingüísticas y las tres regiones del país (Flandes, Valonia y Bruselas-Capital).