Archivo de Público
Jueves, 6 de Marzo de 2008

El Emirato de Dubai convence a Colonial

El fondo árabe llega a un acuerdo con Portillo y Nozaleda a la espera de los bancos

SUSANA R. ARENES ·06/03/2008 - 21:26h

Mohammed Bin Rashid Al Maktoum, emir de Dubai. BLOOMBERG

Dubai convenció ayer los principales accionistas de Colonial, Luis Portillo (con el 39,7%) y la familia Nozaleda (un12,3%) para que aceptaran su oferta de compra y, salvo sorpresa de última hora, se convertirá en el nuevo dueño de la inmobiliaria. Por la tarde, ya había un pacto, como confirmaron fuentes próximas a la negociación. Al cierre de esta edición, estaba pendiente del visto bueno de algunas entidades financieras acreedoras.


Hay una docena de bancos y cajas que también tienen que autorizar las condiciones de la venta a Dubai. Por un lado, están los bancos que tienen prestados 6.100 millones a la primera inmobiliaria española, entre los que Goldman Sachs se ha mostrado, durante este mes largo de negociaciones, como el más reticente. Por otro lado, Portillo y Nozaleda deben 1.900 millones a varias entidades, entre ellas, La Caixa, Santander, BBVA y Banco Popular.


El acuerdo está estructurado y pendiente de firma. Sin embargo, después de tres aplazamientos, un parón en las negociaciones en las últimas dos semanas y la información tan poco clara que ha dado el fondo Investment Corporation of Dubai (ICD) en todo el proceso, nadie se atreve a descartar otra marcha atrás del emirato.


Dubai sólo quiere comprar el negocio de edificios y oficinas en alquiler, por el que pagará en torno a 1,20 euros por acción. Esto supone abonar unos 2.000 millones por una actividad que Colonial ha valorado en sus últimos resultados en 9.160 millones de euros.


Con esta solución, el fondo árabe obliga a dividir en dos la compañía: una nueva empresa con el negocio patrimonial, por la que lanzaría una oferta pública de adquisición (opa) para todos los accionistas, y otra sociedad con la actividad de compraventa de suelo y pisos. Si no cambian los términos de la negociación, esto supone que todos los accionistas se quedarían con esa nueva Colonial promotora en un momento en el que esta actividad está penalizada en bolsa y en el mercado financiero.


Queda por ver cómo se soluciona la escisión y el pago a los accionistas. Con la fórmula que Dubai lleva días proponiendo, cada accionista de Colonial recibiría dinero sólo por la parte patrimonial. Según los expertos, para completar el valor del negocio de promoción, los inversores pueden percibir acciones de esa nueva compañía promotora. Los nuevos dueños tendrán que explicarlo.


Bajo la lupa de la CNMV

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) está especialmente sensible a toda la información que dan los implicados en la venta de Colonial, después de que Dubai y los dos principales accionistas burlaran el martes las exigencias de datos del supervisor. El organismo que preside Julio Segura investiga la conducta de Dubai en estos trámites y no se descarta un expediente.


El mercado anticipó ayer la solución en Colonial y la recibió con otra caída del 2,5%, hasta 1,15 euros.

Noticias Relacionadas