Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Humanizar el parto sin perder calidad asistencial

Gobierno y CCAA aprueban una estrategia para que dar a luz sea más agradable.

ANTONIO GONZÁLEZ ·10/10/2007 - 19:23h

sxc - Una mujer embarazada

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, y los consejeros del ramo de las comunidades autónomas dieron el visto bueno ayer a una estrategia para "humanizar" el parto normal y convertirlo en un momento más "amigable" para la mujer, aunque sin perder la calidad asistencial que ha puesto a España a la cabeza mundial en baja mortalidad perinatal.

De hecho, en España sólo se registran 0,14 fallecimientos neonatales por cada 100 nacidos, según el Instituto Nacional de Estadística.

"En este momento, el parto tiene lugar en condiciones de garantías máximas para la salud de la madre y del recién nacido; queremos dar un paso más y añadir humanidad a ese momento", dijo Soria.

La estrategia, que las comunidades comenzarán a implementar a partir de ahora, pretende dar mayor protagonismo a las mujeres y eliminar "algunas prácticas innecesarias", según se indica en el documento debatido ayer.

Así, la estrategia apuesta por racionalizar la práctica de la episiotomía (corte en el periné para facilitar la salida del bebé) y el empleo de oxitocina para la dilatación, así como de erradicar las salas-nido o favorecer la lactancia materna.

No obstante, los ginecólogos prefieren ser cautos. Así, el presidente de la Sociedad Española de Ginecología, José Manuel Bajo Arenas, dijo recientemente que el número de cesáreas seguirá aumentando porque las madres son ahora mayores que antes y no suelen hacerse determinados partos, como cuando el niño viene de nalgas.

Además, esperar "horas y horas" a que nazca el niño puede suponer riesgos para el pequeño y su madre.

PAUTAS PARA UN ALUMBRAMIENTO MÁS NATURAL

  • La mujer debe adoptar la postura que prefiera para parir.
  • Erradicar las salas-nido en los hospitales.
  • Emplear oxitocina para forzar la dilatación sólo en caso de necesidad.
  • Implementar programas para “racionalizar” las tasas de cesáreas.
  • Realizar la episiotomía de forma selectiva.
  • No rasurar el periné de forma rutinaria.
  • Evitar los enemas si no son necesarios.
  • Informar sobre los riesgos de la anestesia epidural.
  • Permitir a la paturienta estar acompañada.
  • Respetar los tiempos naturales del parto.
  • Facilitar el parto vaginal después de la cesárea.
  • Favorecer que el niño y su madre estén juntos tras el alumbramiento.
  • Favorecer la lactancia materna.
  • Capacitar al personal sanitario implicado en los partos para mejorar la comunicación con las mujeres.