Archivo de Público
Jueves, 6 de Marzo de 2008

"Sólo creo en lo que puedo ver"

Julia Antón es la primera persona en utilizar el servicio del Ayuntamiento madrileño de Rivas para apostatar

EUROPA PRESS ·06/03/2008 - 14:24h

Julia Antón, tras apostatar. EFE

Julia Antón, de 77 años vecina de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid, ha sido la primera persona en utilizar la Oficina de Defensa de los Derechos, el nuevo servicio que ofrece el Ayuntamiento para ayudar al ciudadano a tramitar las solicitudes de apostasía.

Julia quiere que desde la oficina investiguen dónde la bautizaron cuando tan sólo era un bebé en los años 30, la primera vez que se le impuso este sacramento, ya que hubo una segunda vez en Torrelodones cuando fue bautiza de nuevo, "vestida de niña falangista", y ante la presencia de la esposa de Franco, Carmen Polo.

En declaraciones a los medios destacó que a pesar de su avanzada edad no quiere perder la oportunidad de desaparecer de la base de datos de la Iglesia Católica porque, tal y como señaló, nunca tuvo fe ni cree en la existencia de Dios. "Yo quiero apostatar porque a lo largo de mi vida he llegado a la conclusión de que Marx tenía razón cuado decía que las religiones son el opio del pueblo, yo sólo creo en lo que puedo ver", dijo.

Un derecho ciudadano 

El alcalde de la localidad ripense, José Masa (IU), señaló en la rueda de prensa previa al comienzo de la actividad del nuevo servicio, que el objetivo de la misma es "recoger las necesidades y los derechos no resueltos" de los ciudadanos. Así, no sólo se tramitan solicitudes de apostasía sino también problemas como los de discriminación salarial por sexo.

Sobre el recorrido de estos trámites municipales, el alcalde aclaró que quieren acabar con el trato "especial" que da la Agencia de Protección de Datos a la Iglesia Católica. "La Agencia de Protección de Datos da una prioridada específica a la Iglesia Católica porque es tratada de forma distinta de si te quieres borrar del Atlético de madrid", añadió.

Además de la posibilidad de tramitar la apostasía, la nueva oficina asesora y da asistencia jurídica gratuita en procesos en los que estén implicados vecinos de Rivas que entiendan que se han vulnerado sus derechos fundamentales en los ámbitos laboral, familiar y penal.