Archivo de Público
Jueves, 6 de Marzo de 2008

El control anti-doping de la París-Niza incluirá pruebas capilares

Los organizadores realizarán un total de 60 controles antidopaje, incluyendo la toma de muestras urinarias, sanguíneas y capilares

PÚBLICO.ES ·06/03/2008 - 13:40h

Un total de 60 controles antidopaje, incluyendo la toma de muestras urinarias, sanguíneas e incluso capilares, están previstos durante la carrera ciclista París-Niza que se inicia el próximo domingo, lo que significa doblar su número respecto al pasado año.

El anuncio lo hizo hoy el presidente de la Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje (AFLD), Pierre Bordry, que recordó que el pasado año se habían hecho 32 controles. 

Las pruebas capilares sólo se analizarán "si las muestras de orina o de sangre son positivas, y con carácter complementario" ya que no se pueden utilizar para establecer sanciones más que en ciertas federaciones, precisó Bordry, cuya institución dirigirá la lucha contra el dopaje en la París-Niza por la ruptura de sus organizadores (ASO) con la Unión Ciclista Internacional (UCI). 

"Ningún problema con la UCI"

Precisó que la AFLD aceptará las autorizaciones de uso terapéutico otorgadas por la UCI a los corredores y aseguró no tener "ningún problema con la UCI" ni ser "el brazo armado de ASO" pese al enfrenamiento de ambos organismos. 

También contó que la estrategia de control será "más aleatoria" que en el pasado y en esa línea "no vamos a controlar sistemáticamente al vencedor (de cada etapa) y al líder" de la prueba porque de lo que se trata es que alguien que quiera evitar las pruebas no lo consiga. 

El presidente de la AFLD avanzó que las sanciones que pueda imponer a un corredor al que se detecte un positivo serán automáticmente reconocidas por la UCI en virtud de la reciprocidad que se aplica a todos los firmantes del Código Mundial Antidopaje. 

La supervisión de la París-Niza le costará a este organismo francés 45.000 euros más de lo inicialmente previsto antes de que se consumara la ruptura entre ASO y la UCI. Bordry aseguró que tanto los directores deportivos de los equipos como los representantes de los corredores se han mostrado en favor del programa que les ha presentado.