Archivo de Público
Jueves, 6 de Marzo de 2008

Una ONG mexicana acusa a Burger King de "esclavizar" a los jornaleros que recogen sus tomates

Se encargan de recoger en Florida los tomates que sirve en sus restaurantes de Estados Unidos

PÚBLICO.ES ·06/03/2008 - 13:11h

La campaña presentada en México denuncia las condiciones laborales de los campesinos que trabajan para Burger King. EFE

Una ONG mexicana ha presentado una campaña contra la multinacional de comida rápida Burger King, a la que acusa de mantener en estado de "esclavitud" a los cerca de 3.500 jornaleros que recogen los tomates para sus restaurantes en Florida (Estados Unidos).

"Exploitation King" (Rey de la explotación) es el nombre de la campaña lanzada por la ONG mexicana El Poder del Consumidor para exigir a la compañía que suscriba el convenio que los trabajadores han firmado con otras multinacionales y cese las supuestas presiones que ejerce para que la situación de los jornaleros no mejore.

Internet será el principal medio de difusión de esta iniciativa, que tiene como principal objetivo que en "pocas semanas" los directivos de Burger King reciban miles de correos electrónicos que insten a la empresa a cambiar su postura, explicó en rueda de prensa el director de la ONG, Alejandro Calvillo.

Según los datos presentados por el Poder del Consumidor, en una zona del estado de Florida conocida como Immolakee hay 3.500 recolectores agrícolas que trabajan en condiciones de "esclavitud moderna"; con jornadas de hasta 12 horas diarias, sin seguro médico o de desempleo y con una renta anual de unos 10.000 dólares.

De estos, el 50% son mexicanos, el 40% guatemaltecos y el 10% restante procede de otros países de América Latina.

Movilizaciones desde el año 2000 

Los trabajadores de Immolakee comenzaron en 2000 diversas acciones reivindicativas en Estados Unidos, que se tradujeron en resultados concretos cuando en 2005 la empresa de restauración Taco Bell's se comprometió a pagar a los jornaleros un centavo de dólar por cada libra (aproximadamente medio kilo) de tomates recolectados.

Con este acuerdo, al que en los meses siguientes se adhirieron McDonald's, Pizza Hut, Kentucky Fried Chicken y otras marcas, los jornaleros incrementaron su salario hasta un 80% y alcanzaron rentas anuales de 18.000 dólares por persona.

Sin embargo, en noviembre de 2007 el Comité del Tomate de Florida, una asociación que engloba a los productores de este estado, decidió multar con 100.000 dólares a las empresas que pagasen el suplemento de un centavo por libra, aseguró Calvillo.

El portavoz acusó a Burger King de haber ejercido presión para lograr que el comité aprobara esta medida y también de emprender una campaña en los medios de comunicación para desacreditar a los jornaleros.