Archivo de Público
Jueves, 6 de Marzo de 2008

De la Vega llama al voto masivo del centro-izquierda

La vicepresidenta primera del Gobierno y candidata socialista por Valencia al Congreso apuesta por la "modernización, el avance, el crecimiento y las políticas sociales" que representa el PSOE

EFE ·06/03/2008 - 12:03h

La vicepresidenta primera del Gobierno y candidata socialista por Valencia al Congreso, María Teresa Fernández de la Vega, ha mostrado su deseo por agrupar el voto del centro-izquierda para respaldar el proyecto del PSOE.

En una entrevista en La Mirada Crítica de Telecinco, Fernández de la Vega ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que acudan el próximo día 9 "masivamente" a votar, y que la opción socialista recabe el apoyo del conjunto de la ciudadanía que va "del centro a la izquierda".

Tras destacar que "agrupando el voto es la única manera de derrotar a la derecha", la vicepresidenta ha recordado la apuesta por la "modernización, el avance, el crecimiento, y las políticas sociales" que representa el proyecto socialista.

Respeto 

Preguntado por la relación que mantendrá el Gobierno si gana las elecciones el próximo domingo, con la Conferencia Episcopal tras la elección de Antonio María Rouco Varela, De la Vega ha comentado que los aspectos religiosos no tienen que interferir en los asuntos políticos, por lo que exigen que la "Iglesia respete al Gobierno".

De la Vega pide a la Iglesia que respete al Gobierno 

En relación a la polémica sobre el trasvase del Ebro y su incidencia en la Comunidad Valenciana, la candidata socialista ha dicho que "la ciudadanía valenciana ha podido comprobar la gran estafa del PP en relación al trasvase", y ha insistido en que "no ha habido ni va a haber trasvase".

En cuanto a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia Andaluz, que acepta el derecho de unos padres a ejercer la objeción de conciencia en la asignatura de Educación para la Ciudadanía, la vicepresidenta ha dicho que respeta la decisión pero no la comparte.

En este sentido, ha recordado que esta asignatura se imparte en toda Europa, y cree "incomprensible que alguien pueda objetar a educar a sus hijos en valores de libertad y respeto".