Archivo de Público
Miércoles, 5 de Marzo de 2008

Rajoy cree que la violencia de género se soluciona con "contundencia y pedagogía"

El candidato conservador apuesta también por la independencia, la formación y la seguridad a las mujeres que sufren malostratos

EFE ·05/03/2008 - 14:13h

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado hoy que se necesita "contundencia y mucha pedagogía" para luchar contra la violencia de género, así como dar independencia, formación y seguridad a las mujeres que sufren malostratos.

Rajoy ha mantenido hoy un encuentro en un hotel de Girona con mujeres -algunas de las cuales habían sufrido malos tratos-, en el que le han preguntado por la economía, la vivienda, la inmigración, la seguridad ciudadana y las pensiones, entre otros asuntos.

 

Ha recordado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó con el apoyo del PP una ley contra la violencia de género, aunque ha señalado que él entonces ya le advirtió de que "hay cosas que no se arreglan con leyes".

"Hay quien cree que haciendo leyes se arregla el mundo"

"Soy poco partidario de hacer leyes, hay quien cree que haciendo leyes se arregla el mundo", ha considerado, antes de añadir que hay que "trabajar y hacer las cosas bien".

Ha aseverado que las cifras de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas "son inaceptables" y que, por tanto, "no es un problema de leyes", a la vez que ha apostado por dar independencia, formación y seguridad, y ha destacado la necesidad de "contundencia y mucha pedagogía" para resolver este problema.

Orden y control 

Algunas de las mujeres también le han preguntado a Rajoy por la inmigración, sobre la que ha abogado por poner "orden y control", y por la conciliación de la vida laboral y familiar.

En este asunto el presidente del PP ha dicho que se trata de un "tema capital" por el que su partido apostará pidiendo a los empresarios -a los que rebajará el impuesto de sociedades- que se tomen "en serio" este tema y el trabajo flexible.

Rajoy ha puesto como ejemplo su vida misma y ha revelado que en su caso, su mujer, Elvira Fernández -que trabaja por cuenta ajena-, ha pedido un permiso de tres meses para poder llevar a su hijo pequeño de casi tres años a la guardería porque "no teníamos quien lo llevara, por sorprendente que pueda parecer".