Archivo de Público
Miércoles, 5 de Marzo de 2008

Correa avisa a Colombia: "Si hubiera muertos ecuatorianos ya estaríamos en guerra"

El presidente de Ecuador se refiere así al ataque en suelo ecuatoriano contra las FARC por parte del ejército colombiano, en el que falleció el número dos de la guerrilla

EFE ·05/03/2008 - 11:00h

EFE - El presidente de Ecuador, Rafael Correa.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó este miércoles en Brasilia que si hubiera muerto algún ecuatoriano en el ataque de Colombia a las FARC en el que falleció el guerrillero de las FARC "Raúl Reyes", ambos países "ya" estarían "en guerra".

En una rueda de prensa celebrada a su llegada a Brasilia, donde se reunirá mañana con su homólogo Luiz Inácio Lula da Silva, Correa aseguró que sólo estará "satisfecho" con un "rechazo categórico" de la OEA a la incursión colombiana en suelo ecuatoriano, aunque aclaró que aún así las relaciones con Colombia seguirían "rotas".

Excusas 

Correa indicó que sólo se restablecerán las relaciones con su vecino en el "muy improbable caso" de que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, "pida excusas sin tapujos", se comprometa a "no repetir estas acciones" y reconozca la "cantinflada" de intentar relacionar a Ecuador con las FARC.

El presidente ecuatoriano insistió en que su "patria" ha sido "agredida"
 

El presidente ecuatoriano insistió en que su "patria" ha sido "agredida" de una forma "canalla" y que la operación en la que murieron Reyes y otros 20 guerrilleros "no fue una persecución en caliente, sino una masacre planificada cuidadosamente".

Reiteró que Uribe le "mintió" cuando le telefoneó para informar sobre la operación y sostuvo que en el ataque fueron usadas "bombas teledirigidas" que, en su opinión, Colombia no posee y pertenecían a "una potencia que todos sabemos cuál es", en clara alusión a EEUU.

Guerra 

Según Correa, Uribe "no quiere la paz, sino la guerra", tiene "las manos manchadas de sangre (..) es un peligro para la región" y "sabía" que Ecuador negociaba la liberación de doce rehenes de las FARC, incluida la franco-colombiana Ingrid Betancourt.

"La hipótesis más probable", en opinión de Correa, es que Uribe "sopesó la cabeza de Reyes buscando la reelección", pero "le salió el tiro por la culata".

El mandatario ecuatoriano dijo una y otra vez que su país está "buscando una solución pacífica, que la OEA se pronuncie categóricamente rechazando la agresión, que haya una condena de la comunidad internacional y que se envíe una comisión investigadora".