Archivo de Público
Miércoles, 5 de Marzo de 2008

La OPEP se desentiende del precio desorbitado del petróleo

Los países miembros han acordado mantener sus niveles de producción sin cambios en su reunión de Viena

REUTERS ·05/03/2008 - 13:11h

EFE - Una explotación petrolífera en Venezuela.

Los ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) han acordado mantener sus niveles de producción sin cambios. Los países miembros han precisado que los precios del petróleo se han visto apuntalados por factores que están fuera de su control.

El crudo estadounidense marcó el lunes un nuevo récord de 103,95 dólares el barril.

Washington había afirmado que un leve aumento de producción por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ayudaría a enfriar los precios.

Pero los ministros de la OPEP han dicho que el mercado ha sido impulsado por factores como la debilidad del dólar y la especulación, no por la escasez de combustibles. A menos de dos horas de iniciado el encuentro, delegados de la OPEP dijeron a Reuters que el grupo había acordado mantener sus suministros estables.

El ministro de Petróleo nigeriano, Odein Ajumogobia, había previsto que la producción quedase estable, aunque precisó que el crudo a más de 100 dólares era un nivel incómodo y que el precio a más de 80 dólares era demasiado alto.

"La posición oficial de la OPEP es que cualquier cosa por encima de los 80 dólares está en el lado alto", agregó.

Cambios solapados

La decisión aún permitiría cambios solapados en la producción de la OPEP. El mayor exportador del grupo, Arabia Saudí, se comprometió a mantener el mercado bien abastecido.

El ministro de Petróleo saudí, Ali al Naimi, dijo que el reino ha estado bombeando con regularidad 9,2 millones de barriles por día (bpd), cerca de 300.000 bpd por encima de su cuota formal dentro del grupo.

En medio de sus esfuerzos por un aumento, Washington dijo el martes que un modesto incremento de entre 300.000 a 500.000 barriles por día (bpd) ayudaría a calmar los precios y a contener cualquier daño sobre la economía.

Como no consideran que los precios hayan sido impulsados por una escasez de crudo, los ministros de la OPEP han sido escépticos respecto a que un incremento de producción tenga un impacto en el mercado.

La OPEP decidió elevar su bombeo por última vez en septiembre de 2007, medida que no logró detener la escalada del crudo, destacó el presidente del grupo, Chakib Jelil.

La organización integrada por 13 miembros, que bombea más de una tercera parte del suministro mundial de crudo, tendrá la oportuidad de evaluar nuevamente el mercado en el encuentro de productores y consumidores que será realizado del 20 al 22 de abril en Roma.