Archivo de Público
Martes, 4 de Marzo de 2008

Rajoy dice que la política de inmigración ha sido "débil y sin firmeza" y no se puede mantener

EFE ·04/03/2008 - 00:09h

EFE - El líder del PP, Mariano Rajoy, saluda a su llegada al Palacio Municipal de Congresos del Campo de las Naciones de Madrid.

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de llevar a cabo una política de inmigración "débil y sin firmeza" que no se puede mantener "ni un minuto más" sin provocar "grandes problemas".

Durante el debate televisado con José Luis Rodríguez Zapatero, el candidato popular ha asegurado que está a favor de la inmigración pero "legal, con contrato y con integración".

Al margen de esos criterios, ha subrayado, "hay que expulsar a los que delinquen aunque lleven cinco años en España, prohibir por ley las regularizaciones masivas y crear una agencia de empleo" que gestione los contratos de los extranjeros.

Además, ha dicho que hay que promover ayudas al desarrollo a cambio de dar empleo, y repatriar a los inmigrantes que lleguen a España ilegalmente porque "no se puede permitir que haya españoles que pierden derechos sociales porque vengan extranjeros con un nivel más bajo de renta, que piden ayudas sociales".

Rajoy ha señalado que los españoles también tienen derecho a acceder a plazas de comedor de colegio, a adquirir una vivienda, a la sanidad pública, y por tanto, "se trata de atender a todos y usted parece que lo ha olvidado".

Ha insistido en que el gobierno socialista ha hecho una regularización "masiva" y ha facilitado 2,2 millones de permisos de trabajo en cuatro años, lo que, a su juicio, supone una política de inmigración "desordenada".