Archivo de Público
Lunes, 3 de Marzo de 2008

"No tenemos obsesión por pactar"

El líder democristiano aspira a ser decisivo en Madrid y sacar así a CiU del ostracismo que vive en Catalunya

DAVID MIRÓ / FERRAN CASAS ·03/03/2008 - 22:14h

Duran Lleida descansa en un sillón del hotel Avenida Palace de Barcelona. ALBERT GEA

A pocos días del inicio de la campaña electoral le extirparon un tumor maligno del pulmón y algunos dentro de CiU expresaron dudas. Pero no había lugar. Josep Antoni Duran i Lleida (Alcampell, Huesca, 1952) ha nacido para esto, es uno de los políticos en activo con un currículum más amplio y que incluye una nutrida agenda internacional que es la envidia de sus compañeros de CDC, que siempre han visto con recelo el protagonismo del líder democristiano.

Ustedes afrontan una campaña difícil, no sólo por su situación personal sino también porque, seguramente, son la fuerza política catalana más perjudicada por la bipolarización...
Tanto el PSOE como el PP han intentado reducir la campaña a una cuestión entre ambos partidos, cuando lo cierto es que existen otras alternativas. La polarización, que es hija directa de la crispación, no es buena, porque divide a la sociedad e impide situaciones de consenso.

¿Que Zapatero llegue con ventaja al tramo final de la campaña les beneficia?
Ni nos beneficia ni nos perjudica; forma parte de las circunstancias en que debemos defender nuestras propuestas electorales.

Con los gobiernos de Pujol estaba muy claro: votar a CiU era reforzar la Generalitat en Madrid. Pero ahora es diferente, ustedes están en la oposición...¿Qué pueden vender a su electorado para movilizarlo?

Vender no es la expresión correcta. Nosotros somos una opción única y exclusivamente comprometida con Catalunya, sin dependencias ni ataduras, y, por tanto, quien está en mejores condiciones para defender los intereses del país. Si a ello añadimos una posición centrada, rigurosa y dialogante, centrada en la recuperación de la cultura del esfuerzo y los valores que permitieron el progreso de Catalunya, nuestra aportación política creo que es necesaria y de primera magnitud.

CiU se ha movido en una cierta ambigüedad sobre cuál será su papel después de las elecciones en lo que a la gobernabilidad de refiere...
No estoy de acuerdo. Siempre hemos afirmado que no estamos al servicio de ninguna otra formación política, ni tampoco nos obsesiona ninguna necesidad de pactar. Si la formación que gana las elecciones quiere algo de nosotros, ya nos lo dirá y ya sabe cuáles son nuestras condiciones.

¿Mejor influir desde fuera o desde dentro?
Lo importante es influir y conseguir condicionar la política que se haga desde el Gobierno. Importa poco desde donde se influya.

Dijo que no pactará con quien no gane las elecciones. ¿Eso implica que están dispuestos a negociar la investidura de Rajoy si obtiene un escaño más que Zapatero? ¿O será si obtiene sólo un voto más?
Usted alude a situaciones de riguroso empate técnico, y no se trata de eso. Pero aunque Rajoy ganase las elecciones de manera destacada, eso no nos obliga a negociar con él, como tampoco nada nos obliga a hacerlo con el PSOE. Por delante están todas y cada una de nuestras condiciones, entre ellas, destacadamente, el íntegro despliegue del Estatut, cosa a la que Rajoy no está dispuesto a acceder. Nada más a tratar, si es así.

Después del Estatut ustedes mostraron disposición a pactar con Zapatero, con el PSOE en Madrid y con el PSC en Catalunya. Después les falló porque en Catalunya no se respetó que gobernara la lista más votada (CiU). ¿Por qué ese supuesto compromiso no se explicitó? ¿Quién engañó a quien?
No existió ningún compromiso y, como ya hemos dicho, cualquier modificación en el Gobierno de la Generalitat se ha de discutir y tratar en Catalunya.

Después de todas las críticas que usted ha lanzado a Zapatero (el domingo le tildó de ignorante), ¿estaría aun dispuesto a formar parte del gobierno central? ¿Es salvable la decepción con Zapatero?
El presidente del Gobierno ha acumulado, en lo que atañe a Catalunya, un incumplimiento tras otro. Rajoy y Zapatero, vistos desde aquí son la misma cara de la misma moneda, aunque Zapatero pretenda ser la cara amable. Si los intereses de Catalunya estuviesen mejor defendidos participando en un Gobierno que cumpliese nuestras exigencias, es evidente que deberíamos planteárnoslo.

¿Qué condiciones políticas se tienen que dar en Catalunya para que usted llegue a acuerdos con el PSOE?
Le expondré algunas: la voluntad (y garantía) del íntegro despliegue del Estatut, la publicación inmediata de las balanzas fiscales, y un acuerdo global sobre infraestructuras y otras materias, como educación, pensiones, etc.

Ya sabe que sus adversarios le acusan de querer ser ministro a toda costa...
Es una caricatura. Es público que yo hubiese podido ser ministro en dos ocasiones y con gobiernos distintos, y no he aceptado.

¿El modelo de familia y de sociedad son un escollo insalvable entre usted y el PSOE que le acercan más al PP?
Con unos y otros existen discrepancias esenciales. Nosotros entendemos que la familia debe protegerse, pero también defendemos el consenso y el diálogo en el seno de la sociedad, y esto nos aleja de un PP que ha recurrido a las calles mucho más de lo que debiera.

Si usted saca menos de diez diputados muchos en CiU le señalarán como culpable...¿Asumirá toda la responsabilidad?
La responsabilidad de cualquier resultado es, en primer lugar, mía y la asumiré con la misma intensidad con que también asumiría un resultado positivo. Sin embargo, no creo que el éxito de la campaña deba medirse en número de diputados sino en función de lo que estos diputados hagan posible. Se pueden obtener veinte diputados y ser un resultado pésimo si alguien gobierna con mayoría absoluta.

¿Ustedes serían un socio más leal y fiable que ERC o IU para el gobierno? ¿Por qué?
Cuando nosotros garantizamos estabilidad al PSOE o al PP, mantuvimos nuestros compromisos. Siempre hemos considerado que la política exige seriedad y rigor.

Más personal

¿Barça o Madrid?
¿A usted qué le parece? Barça, por supuesto.

¿Rolling o Beatles?
Beatles, pero sin que ello signifique excluir a los Rollings.

¿Cerveza o vino?
También depende de la circunstancia. Vino, pero en un día veraniego de mucho calor, una cerveza me la tomo con mucho placer

¿Tren o avión?
Me subo a lo que haga falta aunque con muchísimo respeto al avión

¿Obama o Hillary?
Me gusta el mensaje dinamizador de Obama, pero creo que Hillary posee una experiencia y capacidad muy superiores a las de su rival. Sin embargo, creo que cualquiera de ellos sería un buen presidente y su elección haría historia.