Archivo de Público
Lunes, 3 de Marzo de 2008

Gazprom reduce el suministro a Ucrania en un nuevo episodio de la "guerra del gas"

EFE ·03/03/2008 - 10:35h

EFE - El director general de Gazprom Aleksei Miller habla por teléfono tras una reunión.

El monopolio gasístico ruso Gazprom redujo hoy un tercio los suministros de carburante a Ucrania por una disputa comercial, en un nuevo episodio de la intermitente "guerra del gas" entre Moscú y Kiev.

Gazprom cumplió así su amenaza de recortar las entregas de gas al país vecino si el Gobierno de Kiev no abonaba hasta este lunes sus deudas por el gas consumido sin contratar en enero y febrero, y no formalizaba los acuerdos de suministro para el resto del año.

El portavoz del gigante ruso, Serguéi Kupriyánov, informó de que Gazprom disminuyó el abastecimiento a Ucrania un 25 por ciento, en 40 millones de metros cúbicos diarios, y aseguró que la medida no afectará los suministros de carburante a los consumidores europeos.

"Ucrania continúa el consumo de gas no contratado. Los acuerdos siguen sin firmar, mientras ese país ya recibió unos 1.900 millones de metros cúbicos por 600 millones de dólares", indicó según la agencia Interfax.

Agregó que "Gazprom es un suministrador fiable, pero no puede ni debe entregar gas sin cobrarlo", pero aseguró que el consorcio está dispuesto a "reanudar en cualquier momento" las fracasadas negociaciones con la compañía estatal ucraniana Naftogaz.

Gazprom ya había avisado a la Comisión Europea (CE) y a los países europeos de que podría reducir los envíos a Ucrania, pues el 80 por ciento de los suministros rusos de gas a Europa pasa por territorio ucraniano.

El Ejecutivo comunitario pidió hoy mismo a Gazprom y a Ucrania una solución "rápida y definitiva" a esa disputa comercial y expresó la esperanza de que el abastecimiento a los países de la Unión Europea (UE) no se vea afectado por ese conflicto.

Al tiempo, la CE advirtió de que "está considerando" convocar un encuentro de urgencia del Grupo de Coordinación del Gas -que reúne a expertos de los gobiernos de la UE, de la CE y del sector energético- para analizar la situación.

Hace dos años, una disputa similar por tarifas entre Gazprom y Kiev llevó a la empresa estatal rusa a interrumpir el bombeo de carburante a Ucrania en una "guerra del gas" que afectó el abastecimiento de varios países europeos.

En Kiev, el portavoz de Naftogaz, Valentín Zemlianski, indicó hoy que por la tarde Gazprom recortó aún más el suministro, en 46 millones de metros cúbicos diarios, de un consumo total de hasta 150 millones al día, según la agencia Unian.

Pero aseguró que Naftogaz aprovechará sus reservas almacenadas en depósitos, suficientes para un mes, con el fin de suministrar gas a los consumidores internos hasta que se resuelva el litigio, y dio garantías de que no se verá afectado el tránsito a Europa.

Mientras, el portavoz de Gazprom denunció que el nuevo conflicto se debe a que el Gobierno de Kiev se resiste a cumplir los acuerdos alcanzados a última hora el pasado 12 de febrero, cuando vencía el plazo del anterior ultimátum, por los presidentes ruso, Vladímir Putin, y ucraniano, Víctor Yúschenko.

Tal y como pedía Kiev, Putin y Yúschenko acordaron entonces sustituir dos polémicas empresas -una intermediaria en el suministro de gas ruso y centro-asiático y otra distribuidora en Ucrania-, por dos compañías conjuntas creadas a medias por Gazprom y Naftogaz.

Sin embargo, la primera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko, declaró el pasado fin de semana que Moscú y Kiev deben prescindir de todo intermediario, para que sea Naftogaz el que compre carburante directamente a Gazprom y lo distribuya por su cuenta en Ucrania.

Esta postura y la medida coercitiva de Gazprom llevaron hoy al presidente ucraniano a exigir a Timoshenko un "urgente proceso negociador" para resolver el conflicto y evitar una nueva "guerra del gas" con Moscú.

Expertos consultados por el diario digital Gazeta.ru opinaron que el conflicto se agravará si Gazprom, una vez pasadas las elecciones del pasado domingo, en las que fue elegido nuevo presidente de Rusia el jefe de su directorio, Dmitri Medvédev, endurece su postura y vuelve a cortar totalmente el suministro a Ucrania.

En tal caso, Ucrania podría proceder a extraer sin autorización el gas que transita hacia los países europeos, lo que volvería a afectar a Europa y a enfrentar a Moscú y Kiev, advirtió Alexandr Razuváyev, analista de mercado del Sobinbank.