Archivo de Público
Lunes, 3 de Marzo de 2008

Lula conversa con presidentes de la región para buscar solución a la crisis

EFE ·03/03/2008 - 09:07h

EFE - El ministro ecuatoriano de Defensa, Wellington Sandoval, aseguró ayer que su país está listo para defender su territorio frente a cualquier agresión externa, luego de que fuera fortalecida la presencia militar en la frontera con Colombia.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ya conversó con varios presidentes de Suramérica para intentar buscar una solución a la actual crisis entre Colombia, Ecuador y Venezuela, afirmó en declaraciones a la prensa su asesor internacional, Marco Aurelio García.

"Varios presidentes están intercambiando llamadas telefónicas para tener conocimiento de la situación y hacer las gestiones necesarias", aseguró García en declaraciones publicadas hoy por el diario O Globo.

"Evidentemente, (la situación) es desagradable. La situación no está nada bien", agregó el asesor para asuntos internacionales de la Presidencia brasileña al referirse a la crisis entre los tres países andinos.

De acuerdo con el diario, en los esfuerzos telefónicos para reducir la tensión también participa la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, que, junto con Lula, ya habría conversado con los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe; Ecuador, Rafael Correa, y Venezuela, Hugo Chávez.

La crisis fue desatada por la operación militar colombiana en territorio ecuatoriano que concluyó con la muerte del líder guerrillero Raúl Reyes, uno de los principales comandantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ataque llevó a los presidentes de Ecuador y de Venezuela a ordenar el envío de militares a la frontera con Colombia, en tanto que Chávez determinó el "cierre" de la embajada venezolana en Bogotá y Correa la expulsión del embajador colombiano en Quito.

García admitió que Brasil trabaja diplomáticamente para reducir las tensiones y evitar el agravamiento de la crisis.

"No tenemos mucha información aún. Estamos básicamente conversando mucho para intentar resolver este asunto de la mejor forma posible, lo más brevemente posible", afirmó.

Las gestiones son realizadas directamente por el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, que ya entró en contacto con sus homólogos de los tres países andinos.

Según fuentes de la cancillería brasileña, Amorim, que el fin de semana estaba regresando al país tras un viaje a Singapur y Vietnam, canceló unos compromisos que tenía programados para este lunes en Sao Paulo para asumir las gestiones directamente desde Brasilia.