Archivo de Público
Lunes, 3 de Marzo de 2008

Los líderes del PP "no han completado el viaje desde sus orígenes franquistas al centro-derecha moderno"

Un editorial de 'Financial Times' califica a Mariano Rajoy como un "líder apagado", que no ha sabido sacudirse la sombra de Aznar

PÚBLICO.ES ·03/03/2008 - 13:07h

Editorial del <i>Financuial Times</i>.

El deseo expresado el pasado viernes en las páginas del Financial Times por Gabriel Elorriaga, secretario de Comunicación del PP, consistía en que los electores socialistas se quedaran en casa creando "suficientes dudas sobre la economía, la inmigración y los nacionalismos". La polémica de estas palabras, negada por los conservadores y ratificada por la corresponsal del rotativo londinense en España, Leslie Crawford, han marcado la campaña electoral durante el fin de semana. 

La semana ha arrancado tal y como terminó: con el Financial Times (FT) de protagonista. En esta ocasión, el diario ha acusado al PP en uno de sus editoriales de utilizar las negociaciones con ETA como un arma para minar al Gobierno. Recuerda, además, que "el señor Aznar también negoció con ETA y formó alianzas con fuerzas autonómicas, al igual que los socialistas, como posiblemente tendrá que hacer quienquiera que gane las elecciones".

El diario británico tiene duras palabras para el partido de la oposición y sus líderes, de quienes dice que no han "completado su viaje desde sus orígenes franquistas hacia un centro derecha moderno".

Según FT, Mariano Rajoy "es un líder apagado", que no ha sabido sacudirse la sombra de Aznar y que "ha conspirado en una campaña de la Iglesia católica para cuestionar la legitimidad del Gobierno".

"En lugar de actuar como una oposición parlamentaria, el PP ha intentado impugnar constitucionalmente la mayoría de las iniciativas socialistas"

Respecto a las elecciones del 9 de marzo, el FT señala como revelador que el PP esté "depositando sus esperanzas de una victoria en que los votantes socialistas se queden en casa" y recuerda que "el intento de Aznar de pintar el atentado del 11-M como un trabajo de ETA, pese a la evidencia de que había sido un ataque del integrismo islámico, supuso tres millones de votos extras para Zapatero en las últimas elecciones. Es igualmente revelador que los socialistas parecen no confiar en que todavía los tienen".

Financial Times también critica que "en lugar de actuar como una oposición parlamentaria, el PP ha intentado impugnar constitucionalmente la mayoría de las iniciativas socialistas, en un intento de paralizar el Gobierno".

Zapatero, un político "aburrido" 

El diario también tiene palabras para José Luis Rodríguez Zapatero, a quien califica de "aburrido". Destaca su política social orientada a crear un sociedad "decente y tolerante", aunque critica la baja productividad y elevado déficit por cuenta corriente español.

En su especialidad, el diario de referencia en la City de Londres critica que "con la debilidad económica como telón de fondo y una fuerte corrección del mercado inmobiliario, los contendientes parecen estar intentando o asustar o sobornar a los votantes españoles".