Miércoles, 10 de Octubre de 2007

La CE destina 470 millones euros al desarrollo del hidrógeno como energía limpia

EFE ·10/10/2007 - 18:53h

EFE - Proyecto de utilización de una pila de combustible de hidrógeno. EFE

La Comisión Europea (CE) anunció hoy que destinará 470 millones de euros en desarrollar la investigación de las pilas de combustible que usan hidrógeno y propuso facilitar la comercialización de vehículos que usen este tipo de energía limpia.

Estas dos propuestas tienen como objetivo que las pilas de combustible de hidrógeno sean una realidad en el mercado automovilístico en 2010-2020, reduciendo así de "dos a cinco años el tiempo de comercialización", señaló el comisario de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik.

La primera propuesta aprobada hoy impulsará la investigación de pilas de combustible, y estará dotada con 470 millones de euros que provienen del VII Programa Marco de Investigación, a los que se espera que en los próximos seis años se sume una cantidad similar del sector privado.

Según Potocnik, se trata de crear "una serie de recursos financieros y de investigación" que impulse este tipo de fuente energética y que atraiga "al sector privado para su pronta comercialización", afirmó en rueda de prensa.

Bruselas quiere impulsar el uso del hidrógeno porque es una energía "limpia" -que no produce CO2 sólo vapor de agua-, y cuya materia prima se puede producir a través de energías renovables como la eólica.

La segunda medida aprobada por el Ejecutivo comunitario busca conseguir la homologación de todos los modelos de automóvil que los fabricantes puedan comercializar en el futuro.

Se trata de crear desde el Ejecutivo comunitario un modelo único de homologación que facilite a los fabricantes de automóviles pasar desde el motor basado en el petróleo a uno cuya fuente de energía sea el hidrógeno.

"No hay nadie capaz de vaticinar si el coche del futuro estará basado en pilas de combustible de hidrógeno, pero es una oportunidad que no podemos dejar escapar", recalcó el comisario de Energía e Investigación.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Günter Verheugen, afirmó en rueda de prensa que el desarrollo de este tipo de energía "sólo es viable si se garantiza que no produce CO2", por lo que la obtención del hidrógeno a través de combustibles fósiles está descartada, "ya que no soluciona el problema de las emisiones".

Bruselas busca "reducir los gases efecto invernadero a través del desarrollo de energías renovables que no produzcan CO2".

Las células de combustible de hidrógeno se basan en la acumulación de esta materia prima que, mediante el contacto con el oxígeno produce energía y calor, que se transforman en electricidad que a su vez se usa para alimentar motores.

Para la obtención del hidrógeno a partir del agua se pueden usar combustibles fósiles que producen CO2, aunque en menor medida, o energías renovables, lo que supondría un mejor aprovechamiento de éstas, ya que de esta forma se podría acumular la energía producida por la naturaleza.

Hasta la fecha, las células de combustible basadas en el hidrógeno se han centrado en la sustitución de las energías fósiles, en especial el combustible de los vehículos, aunque se puede aplicar a ámbitos como la telefonía móvil, la informática, el hogar o aplicaciones industriales.

Verheugen aclaró que los recursos destinados hoy sólo están centrados en impulsar el desarrollo de este tipo de energía, pero que "no hay un calendario planeado, ni un proyecto financiero sobre lo que costaría implantar el hidrógeno en las gasolineras de Europa".