Archivo de Público
Lunes, 3 de Marzo de 2008

La huelga se inicia con un Guardia Urbano herido y un conductor detenido

EFE ·03/03/2008 - 08:56h

EFE - Usuarios de los autobuses urbanos de Barcelona esperan la llegada de un vehículo en una parada del Paseo de Gracia.

La huelga de autobuses de Barcelona, convocada por los sindicatos CGT y Actub entre hoy y el viernes, se ha iniciado esta mañana con un incidente en la cochera de Sant Andreu en el que ha resultado herido un Guardia Urbano y un trabajador detenido por la presunta agresión al anterior.

Fuentes de CGT han informado a Efe de que el altercado se ha producido cuando los piquetes intentaban informar a la salida de los vehículos afectados por los servicios mínimos en la cochera del Triángulo ferroviario, situada en el barrio de Sant Andreu.

La Guardia Urbana ha cargado, según las mismas fuentes, y en el forcejeo ha sido detenido un delegado de CGT por una presunta agresión a un agente municipal, que ha resultado herido, han indicado fuentes de este cuerpo policial.

En las otras cocheras de Autobuses de Barcelona también se ha producido tensión entre los efectivos policiales y los piquetes informativos pero no ha habido incidentes destacables, por lo que los vehículos han salido a su hora.

Los servicios mínimos se cumplen con normalidad, ha dicho el presidente del comité de empresa de Autobuses, Saturnino Mercader, que ha informado que se ha pedido una reunión urgente con el Departamento de Trabajo para que establezca "claramente" a qué hora deben salir los autobuses de las cocheras.

La empresa y los dos sindicatos convocantes del paro discrepan sobre este tema ya que TMB considera que los autobuses deben salir de las cocheras con tiempo para llegar al inicio de las paradas a la hora de salida de los mínimos mientras que CGT y Actub opinan que los vehículos han de partir de las cocheras a la hora que marca el decreto de la Generalitat y no antes.

Fuentes de TMB han informado que anoche, poco antes del inicio de la huelga, se registraron roturas de cristales y pinchazos de ruedas en seis autobuses que circulaban por la ciudad de Barcelona, sin que ningún pasajero resultara herido.

Coincidiendo con el primer día de huelga, la empresa ha constatado que esta madrugada se han sellado con silicona las cerraduras de entrada de 14 estaciones del Metro de Barcelona en diferentes líneas, en una acción que no se ha reivindicado.

A pesar de este incidente, el servicio de se ha iniciado con normalidad a las 05,00 horas de la mañana.