Archivo de Público
Domingo, 2 de Marzo de 2008

Arenas golpea y Chaves resiste en pie

El candidato conservador saca toda la artillería en el cara a cara y el socialista evita los mandobles y le responde al ataque

RAÚL BOCANEGRA ·02/03/2008 - 23:26h

EFE - Los candidatos del PSOE y del PP a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves (i) y Javier Arenas (d), se saludan al inicio del debate.

Javier Arenas sacó toda la artillería y no logró tumbar a Manuel Chaves, que se defendió al ataque en el cara a cara emitido anoche en diferido por Canal Sur. En su afán por lograr el KO, el candidato del PP llegó a mentar a De Juana Chaos y acusó a Chaves de no ser “creíble” para administrar fondos públicos. El socialista aguantó los golpes y replicó con dureza: “El PP ha mirado a Andalucía como los señoritos, desde encima del caballo”.

Desde el primer momento, el debate fue duro. Chaves, en previsión de lo que le esperaba, el Arenas más demoledor, se lanzó al ataque y recordó las declaraciones de dirigentes del PP que acusaron a los andaluces de “analfabetos” y “adormecidos”. En su réplica, Arenas lo negó y se tiró al cuello: “Yo no digo que no sea verdad, pero decirle a los andaluces que usted tiene 3.000 euros. Muchos no se lo creen”. Chaves replicó raudo: “Son todos mis bienes. Sólo he ingresado mi sueldo y una herencia de 10.000 euros de mi madre. Lleva usted 15 años intentando deshonrarme. Pido el debate que quieren los andaluces, sin juego sucio”. No lo tuvo.

 

En la mesa, Arenas, por detrás en las encuestas, puso toda la carne en el asador y acusó a Chaves de coartar la libertad de expresión en Andalucía. Y recuperó las acusaciones más duras: “A usted le molesta muchísimo cuando se habla de régimen. Yo no creo en usted, creo muchísimo en Andalucía. Pero cuando criticamos al PSOE ¿Por qué dice que criticamos a Andalucía? Eso es el régimen: el intento de patrimonializar una Comunidad”.

 

Chaves aguantó el punch y golpeó a su vez. “Cuando Mato dice que somos analfabetos y Pizarro dice que estamos adormecidos, ¿Me critican a mí o a todos los andaluces? A mi no me importa que me critiquen. Usted tendrá que ver por qué pierden”.

El debate tuvo una fase de calma, cuando se centraron en políticas sociales. Ambos sacaron cifras para llevar el agua a su molino en asuntos de Educación, Sanidad y aplicación de la ley de dependencia. Frente al negro lienzo que pintó Arenas (lo acusó de no tener credibilidad y de no cumplir lo que promete), Chaves admitió que aún se podía mejorar, pero reivindicó su labor de 18 años al frente de la Junta. “Hay crisis de verdad”, dijo Arenas. “La tasa de paro está en 12%, hace cuatro años estaba en el 18%”, respondió Chaves.

Tras la pausa publicitaria, se desataron de nuevo las hostilidades. Arenas sacó Marbella y le espetó a Chaves: “Usted tiene una responsabilidad política en Marbella y así lo recordaron los propios fiscales. La disciplina urbanística es su competencia. Recuerdo a Gil en San Telmo. Hubo grandes abrazos”. De nuevo, Chaves escupió a la mandíbula: “No hay ningún funcionario imputado. Pusimos más de 400 denuncias. Pero ustedes se aliaron con el Gil en la Diputación de Málaga”. El cara a cara no defraudó.