Archivo de Público
Domingo, 2 de Marzo de 2008

Aumentan a seis las víctimas del ciclón "Emma" en Alemania mientras se normalizan los servicios

EFE ·02/03/2008 - 14:46h

EFE - Unos turistas luchan contra el viento en el paseo marítimo de Norderney, Alemania, ayer sábado.

(añade una nueva víctima)

El ciclón "Emma" ha causado al menos seis víctimas mortales en Alemania, y en esta jornada, cuando se han registrado tormentas menos intensas que ayer, se han restablecido casi por completo los servicios ferroviarios y se han abierto las carreteras afectadas por las inundaciones o la caída de árboles.

Fuentes policiales confirmaron esta tarde la existencia de una sexta víctima: un hombre que se precipitó desde lo alto de un árbol, al que se estaba sujetando con alambres para no caer, en Deesen (oeste del país).

A lo largo de la jornada se confirmaron la cuarta y la quinta víctima que ha dejado el ciclón a su paso por Alemania, y que se espera que remita en las próximas horas, según los Servicios Meteorológicos alemanes (DWD).

Un joven de 19 años murió ayer cuando el coche que conducía patinó en el hielo y se salió de la calzada en Esslinger (sur del país) y un hombre de 48 años falleció en el estado de Renania del Norte-Westfalia (oeste), después de que una ráfaga lanzara el vehículo que conducía contra la mediana de la carretera.

Desde el DWD, levantaron hoy la alarma por temporal en el oeste del país, aunque mantuvieron la alerta por viento huracanado y las tormentas en las costas del mar Báltico y del mar del Norte y en los estados del sur, Baden-Württenberg y Baviera.

El ciclón, que ayer provocó inundaciones y desbordamientos de ríos tanto en el norte como en el sur de Alemania, causó la muerte de otras tres personas en accidentes de tráfico, informaron fuentes policiales.

Una mujer de 68 años falleció después de que su automóvil patinara a causa del hielo en Freiberg (este de Alemania) y chocara contra otro vehículo, mientras que un motociclista de 72 años fue lanzado por una ráfaga de aire contra un camión, que lo arrolló, en Oberpfaffenhofen (sur).

Otro hombre de 58 años murió en Wissen (oeste), al ser golpeado por un árbol cuando viajaba en coche.

Por otra parte, el ciclón provocó hoy la muerte de dos personas en Polonia; un hombre de 42 años sobre cuyo vehículo cayó un árbol y un joven de 28, cuyo coche fue golpeado por un fragmento de otro automóvil arrancado por el viento.

Un árbol derribado causó ayer también un accidente en líneas de alta velocidad en Renania del Norte-Westfalia, que se saldó con varios heridos, entre ellos el conductor de un tren.

Además, un autobús de turistas volcó causando heridas a siete de sus ocupantes, uno de ellos de carácter grave, cuando se dirigía al aeropuerto de Múnich.

Este aeródromo, al igual que el de Fráncfort, registró ayer retrasos y cancelaciones, aunque hoy se comenzó a recuperar la normalidad.

El huracán, que ha provocado pérdidas millonarias según la Policía, obligó a cerrar líneas ferroviarias en todo el país, debido a la caída de árboles sobre las vías, así como cortes de electricidad que dejaron sin luz a 150.000 personas en Baviera, uno de los estados más afectados.

Los ferrocarriles alemanes, Deutsche Bahn, informaron hoy de que las líneas están ya prácticamente restablecidas y esperan que el servicio funcione mañana con total normalidad.

En el estado de Renania del Norte-Westfalia se registró hoy un récord de velocidad del viento, con 159 kilómetros por hora, mientras que ayer se alcanzaron los 222 kilómetros por hora en los Alpes, a 1,838 metros de altura, en Wendelstein.

El temporal obligó a mantener cerradas numerosas pistas de esquí y a suspender por completo el campeonato mundial que se celebraba en Baviera, a causa del viento y la nieve.

El vendaval, que llegó a Alemania el sábado de madrugada, afecta también a Austria, Hungría, Polonia y República Checa, indicaron los servicios meteorológicos.