Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Los obispos defienden el uso del hiyab si es "fundamental" para la religión

El cardenal Cañizares afirma que el respeto a la libertad religiosa "es para todas las religiones".

EFE ·10/10/2007 - 16:40h

Las dos niñas del colegio concertado Severo Ochoa de Ceuta que no asistieron a clase durante los tres últimos días por la prohibición de hacerlo con el velo islámico, a su regreso hoy con el "hiyab", después de que el Ministerio de Educación pidiese al centro que las admitiera. /EFE

El cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, afirma que el debate sobre el uso del  hiyab (pañuelo islámico) en centros escolares no se puede zanjar con "un sí o un no", sino que hay que matizarlo porque, si se considera algo "fundamental" para una religión, debe admitirse.

A preguntas de los periodistas en Talavera de la Reina sobre este asunto, Cañizares dijo que el respeto a la libertad religiosa "es para todas las religiones", aunque puntualizó que los inmigrantes "deben asumir" las costumbres del país al que llegan sin que esto signifique que "su presencia no pueda enriquecer y enriquece de hecho al país que los acoge".

Opinó que "aquello que en las distintas religiones es fundamental como expresión, rito o manifestación religiosa debe mantenerse" y en este sentido consideró que, si "para algunos sectores del Islam" el hiyab se considera así, "debe respetarse". 

Si fuera "otro móvil" ajeno al religioso el que les impulsa a llevar el pañuelo islámico, "sería algo que no tendría justificación", apostilló.

Respeto a la libertad religiosa 

El también vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española precisó que "la base de la democracia está en el respeto al derecho fundamental y a la libertad religiosa, donde se asientan todos los otros derechos universales".

A su juicio, más que dar "una respuesta de sí o no" a esta polémica, hay que dar "una respuesta mucho más matizada de lo que se está haciendo estos días".

Precisamente, las dos niñas del colegio concertado Severo Ochoa de Ceuta, que no habían asistido a clase en los tres últimos días por la prohibición de acudir con el pañuelo islámico, han vuelto hoy con el hiyab después de que el Ministerio de Educación requiriera al centro que las admitiera.


Noticias Relacionadas