Archivo de Público
Domingo, 2 de Marzo de 2008

Liverpool y Everton no ceden en su pelea por la cuarta plaza

Los 'reds'  ganaron al Bolton a domicilio y sus vecinos no dieron opciones al Portsmouth

AGENCIAS ·02/03/2008 - 20:08h

EFE - El jugador español del Liverpool, Fernando Torres, (d), lucha por el balón con Gary Cahill del Bolton Wanderers.

El Liverpool se impuso con claridad (1-3) ante el Bolton, lo que permite a los 'reds' seguir a tres puntos de la cuarta plaza y última de Liga de Campeones, posesión del Everton, que ganó al Portsmouth (3-1), en los partidos que cerraron la vigésimo octava jornada de la 'Premier League'.

Los de Rafa Benítez lograron vencer en su visita al estadio del Bolton, por 1-3, que deja al equipo de Iván Campo igualado con el Reading al borde del descenso. El encuentro estuvo marcado por el gol inicial de Gerrard (min.12) y la inestimable colaboración de Jussi Jaaskelainen, portero local, que introdujo en su portería un disparo que se perdía desviado.

En esta primera parte, el Liverpool sufrió por mantener su ventaja e incluso Reina debió esforzarse a fondo para aguantar el resultado, especialmente tras un cabezazo de Cyril Davies que estuvo a punto de suponer el empate. Tras la reanudación, el conjunto de Fernando Torres -que esta vez se quedó sin marcar- sí mostró su mejor cara, con dos goles de Ryan Babel (min.60) y Fabio Aurelio (min.75) que sentenciaron el choque. Tamir Cohen (min.79), por su parte, anotó el único tanto del Bolton.

El Everton, firme ante el Portsmouth

En Goodison Park, el Everton echó por tierra las esperanzas del Portsmouth, que esta jornada podía situarse a tan solo tres puntos de la zona de Liga de Campeones, con dos goles del nigeriano Ayegbeni Yakubu, que ya suma doce en lo que va de campeonato.

Nada más comenzar, en el minuto 1, Yakubu puso en ventaja al Everton, aunque Jermain Defoe (min.38) logró empatar antes del descanso. El Portsmouth aguantó buena parte de la segunda mitad, pero Tim Cahill (min.73) primero, y Yakubu, poco después (min.81), cerraron la victoria para mantener al Everton en la cuarta plaza.