Miércoles, 10 de Octubre de 2007

La Residencia de Estudiantes reúne los aspectos más conflictivos de la vida y obra de Neruda

EFE ·10/10/2007 - 18:16h

EFE - La poeta uruguaya Ida Vitale, junto a Jorge del Río, miembro del directorio de la Fundación Pablo Neruda, durante la presentación del libro "Pablo Neruda. Álbum". EFE

La Residencia de Estudiantes de Madrid ha reunido en un álbum los aspectos más conflictivos de la vida y la obra del poeta chileno Pablo Neruda, en un documento que recoge su biografía y más de cuatrocientas imágenes familiares, intelectuales y políticas de su vida.

La grandeza del poeta, su personalidad antojadiza y caprichosa a la vez que cordial, su relación con las mujeres, su complicada paternidad y su implicación en la política del momento salieron hoy a relucir durante la presentación de este repaso sobre sus momentos vitales.

"Pablo Neruda. Álbum" es el segundo título de la colección de álbumes de Publicaciones de la Residencia de Estudiantes, iniciado con el dedicado a Luis Cernuda, y el mismo reúne una completa y exhaustiva iconografía de la vida y obra del poeta que ilustra la biografía escrita por José Carlos Rovira.

El libro, de pequeño formato al estilo biblia, repasa las circunstancias vitales del autor desde su nacimiento en el pequeño pueblo chileno de Parral, en 1904, hasta su muerte en Santiago de Chile en 1973, pocos días después del golpe de Estado de Augusto Pinochet.

En medio, los comienzos de su vocación literaria allá por 1919, cuando obtuvo el tercer premio en los Juegos Florales de Maed con su poema "Sueño de una noche Chilena", a los que siguieron algunos de sus mejores trabajos, como "Crepusculario", "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" o "España en el corazón", hasta llegar a ser merecedor del Premio Nobel de Literatura en 1971.

La biografía recoge también sus viajes por Oriente, los años que pasó en España, "que quedó imantada en el pecho de Neruda hasta el fin de sus días", según explicó hoy el director de la Fundación Pablo Neruda de Chile, Jorge del Río, y la amistad con los poetas de la generación del 27, así como su regreso a Chile y su activismo político en el comunismo.

Las más de cuatrocientas imágenes reproducidas en el libro proceden en su mayoría de los archivos de la Fundación del poeta en Chile, de la Fundación Federico García Lorca, de la Asociación de Fotógrafos Suecos, de la Residencia de Estudiantes y del archivo de Bernardo Reyes, sobrino nieto del autor.

En las mismas se ilustran las distintas etapas de su vida, desde su infancia en Temuco a sus exilios, pasando por su época de cónsul en varios países.

Asimismo, aparecen numerosas escenas de la infancia de Neruda, y entre ellas su madre biológica, fallecida un mes después del parto, su "mamadre", apelativo puesto por el poeta a la mujer con la que se casó por segunda vez su padre, así como sus tres mujeres y su amistad con destacados personajes de la literatura y la política del siglo XX.

La directora de la Residencia de Estudiantes, Alicia Gómez-Navarro, calificó el libro como una "moviola de imágenes", mientras que Jorge del Río, destacó la "sensación de permanencia y nostalgia" que desprende esta biografía.

José Carlos Rovira destacó la complicación de escribir sobre una "vida difícil" de la que el propio Neruda ya había escrito en su "Confieso que he vivido", y aseguró que su intención al redactar la biografía era "dar cuenta de sus conflictos sin simplificar en ellos el sentido de una vida".

Entre los poetas que le conocieron personalmente, el chileno Oscar Hahn le definió como "un clásico de la poesía" y recordó que algunas de sus obras todavía se pueden ver en las listas de libros más vendidos, mientras que Rafael Cadenas, de Venezuela, destacó su carácter antojadizo "como el de un niño al que había que complacer".