Archivo de Público
Domingo, 2 de Marzo de 2008

EEUU pide el fin de la violencia en Gaza ante la ofensiva israelí

La ofensiva israelí de los últimos días deja más de un centenar de muertos y las negociaciones de paz casi dilapidadas después de que Abas las diera por terminadas esta misma mañana

·02/03/2008 - 18:25h

Estados Unidos ha pedido el fin a los enfrentamientos entre israelíes y palestinos y la reanudación de las negociaciones de paz, después de que el presidente palestino Mahmud Abas suspendiera las conversaciones con Israel. El primer ministro palestino tomó esta decisión en respuesta a una ofensiva israelí en Gaza que ya le ha costado la vida a 100 palestinos en cinco días, en su mayoría civiles. Israel lanzó la ofensiva tras varios ataques con proyectiles en el sur del Estado judío.

"La violencia debe terminar y las conversaciones deben retomarse", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe.

Nabil Abu Rdainah, asesor del Gobierno palestino, dijo que Abas ha ordenado "la suspensión de las negociaciones y de todas las formas de contacto a todos los niveles porque ha dejado de tener significado a la luz de la agresión israelí".

Arye Mekel, portavoz de la jefa negociadora de Israel, la ministra de Asuntos Exteriores Tzipi Livni, afirmó que la determinación de los palestinos de suspender las conversaciones es un "error" y expresó su esperanza de que el diálogo pueda reanudarse "en un futuro cercano".

El primer ministro, Ehud Olmert, había dicho durante la reunión semanal del gabinete que no van a detener su ofensiva en la Franja de Gaza para acabar con los ataques de milicianos, amenazando con tomar acciones más severas pese a la condena de Naciones Unidas por la ofensiva.

"Israel no tiene intención de detener su lucha contra las organiaciones terroristas ni siquiera por un minuto", dijo a su gabinete ante el reto de nuevos cohetes que pueden llegar hasta Ascalón, la principal ciudad del sur del país.

Durante la madrugada, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó a Israel por su uso "excesivo" de la fuerza en Gaza y exigió el fin de la ofensiva, después de que soldados israelíes mataron el sábado a 61 personas en el día más sangriento para los palestinos desde la década de 1980.


Muertos por goteo

Una niña palestina de 31 meses, dos civiles más y tres milicianos palestinos fueron las últimas víctimas mortales de la violencia en Gaza, lo que suma más de 100 muertos, incluyendo unos 60 civiles, según responsables médicos.

Además un adolescente de 14 años murió de un disparo de soldados israelíes en las manifestaciones de protesta en Cisjordania, dijeron testigos.

Por parte israelí, dos soldados murieron el sábado, un civil murió el miércoles víctima de un ataque transfronterizo con cohetes y otros cuatro resultaron heridos por los más de 10 cohetes que cayeron el domingo.

Los cerca de 1,5 millones de palestinos que viven hacinados en la bloqueada franja litoral de 45 kilómetros disfrutaron la mañana del domingo de un relativo respiro de los ataques aéreos y operativos israelíes.

Hamás se hizo con el control de la Franja de Gaza en junio pasado después de derrocar a las fuerzas laicas del presidente Abas.

Esta es la mayor ofensiva israelí desde que se puso fin a 38 años de ocupación del territorio en 2005.