Archivo de Público
Domingo, 2 de Marzo de 2008

Cañizares sigue haciendo campaña

El arzobispo de Toledo, en su homilía del domingo, dice que "los que ostentan el poder tienen miedo a las encuestas" o que "callan a Dios con el laicismo por que es lo que se lleva"

AGENCIAS ·02/03/2008 - 18:06h

El cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares momentos antes de su intervención en la vigilia mariana con el Papa Benedicto XVI, vía satélite, ayer. EFE

El arzobispo de Toledo y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Antonio Cañizares, criticó hoy a quienes no quieren comprometerse con la verdad por miedo, "por miedo a la cultura dominante, a quienes ostentan el poder, que creen que son los únicos poseedores de la verdad".

En su homilía dominical en la catedral, el prelado de Toledo extrapoló el pasaje evangélico del ciego, que ve y se compromete, y la postura "obcecada" de los fariseos y de la familia del ciego que antepone su interés por miedo.

En esta escena evangélica -dijo- el miedo era a los judíos, pero, en otras, "por miedo a la cultura, a la cultura dominante que no es capaz de dejarse penetrar por la luz, a los que ostentan el poder, que creen que son los únicos poseedores de la verdad".

"Tienen miedo a la opinión de la mayoría, a lo que dicen las encuestas, a lo que dicen los datos sociológicos, por miedo echan balones fuera, no quieren comprometerse, trae consecuencias comprometerse", dijo.

Censuró, asimismo, que se busque el interés, el que "me dejen tranquilo" y el que cada uno haga cada con su cuerpo lo que quiera aunque ello tenga como consecuencia "la muerte de un inocente", y esa es "la reacción de muchos ante la evidencia de la verdad".

Lamentó que haya tanta ideología porque "la ideología es una distorsión de la realidad. ¡Cuánta ideología hay, cuanta ideología hay, cuanta distorsión de la realidad, cuanta manipulación de la verdad y cuanto querer dominar la verdad".

"La verdad es precisamente Dios que ama a los hombres y lo callamos por las ideologías imperantes, por el laicismo que es lo que se lleva", dijo Cañizares.

Además, "el relativismo esclaviza al hombre, el escepticismo, que niega la verdad, el agnosticismo que niega la verdad se vuelve contra el hombre" y aunque dijo que respeta a escépticos y agnósticos, "no es esa mirada la que va a salvar la humanidad".