Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Del asesinato considerado como una de las bellas artes

Roberto Enríquez ·10/10/2007 - 15:43h

bobpop - Fotografía de Cunanan

La semana pasada se entrenó en California Most Wanted , un nuevo musical sobre Andrew Cunanan, el asesino en serie que culminó su ascendente carrera con el crimen de Gianni Versace. Y no, no está protagonizado por el hijo de Pajares, que ha perdido su segunda gran oportunidad en la vida.

(NOTA: Os recuerdo que Andresito Burguera, ese señor que habla de sí mismo en tercera persona del singular, se dio a conocer en España gracias a una noticia acerca de sus problemas con la policía norteamericana a causa de su enorme parecido con el versacicida. Una noticia que, según personas muy cercanas al auxiliar de vuelo aspirante a actor, no fue más que una invención fruto de la mente brillante de un buen agente de prensa y RRPP).

El espectáculo, con música y letra de Mark Bennett y Jessica Hagedorn, no se limita a contar la vida del asesino en serie  –en la ficción se llama Danny Reyes– sino que trata de analizar la fascinación contemporánea por la fama.

Algunos sectores ultraconservadores norteamericanos han criticado la idea del musical, y lo acusan de convertir la figura del difunto Cunanan - se suicidó tras asesinar al modisto - en algo atractivo. Un riesgo que la ficción asume siempre que introduce a un psicópata en el juego.