Archivo de Público
Domingo, 2 de Marzo de 2008

Detenidos dos presuntos etarras en Vizcaya

Se trata de Oroitz Aldekoa y Agurne Salterain. Han sido arrestados en la localidad de Iurreta y estaban en paradero desconocido desde la detención de Gorka Lupiañez el pasado 6 de diciembre

AGENCIAS ·02/03/2008 - 11:47h

Los dos presuntos miembros de ETA detenidos hoy por la Ertzaintza en Iurreta (Vizcaya) son Oroitz Aldekoa y Agurne Salterain, según confirmó el Departamento vasco de Interior. Ambos fueron incluidos recientemente junto a otros tres etarras en la lista de los terroristas más buscados, difundida esta misma semana por el Servicio de Información de la Guardia Civil. 

La detención se produjo esta mañana cuando Aldekoa y Salterain fueron vistos saliendo de una vivienda de Iurreta y los ertzainas procedieron a su identificación comprobando que portaban documentación legal. Ambos fueron detenidos sin oponer resistencia alguna. Ambos estaban en paradero desconocido desde que el pasado 6 de diciembre fuera detenido Gorka Lupiañez, el encargado de montar una infraestructura etarra en Vizcaya.

La pareja habría ocupado una vivienda junto a Lupiañez mientras éste intentaba montar una infraestructura de 'zulos', armas y colaboradores en el País Vasco para que fuese utilizada por los comandos de la organización terrorista.

Cuatro días después de la detención de Lupiañez, el 6 de diciembre, los agentes registraron un caserío en Mendata y una vivienda y su trastero en Abadiño. Las huellas recogidas en esta última por el Laboratorio de Criminalística del Instituto Armado permitieron conocer la identidad de los dos 'laguntzailes', de los que se sospecha podrían haber cruzado la frontera con Francia intentando engrosar las filas de 'liberados' de la organización terrorista.

Logística de ETA 

Fuentes de la investigación otorgan un papel relevante a Lupiañez dentro de la logística militar de la banda, el aparato conocido como ELOSA (Ekintza Logistika Saila-Dpartamento de Acción Logística), incluso consideran la posibilidad de que hubiese sustituido al que era su jefe directo, José Antonio Aranibar Armendoz, detenido el 2 de julio pasado cuando acababa de entregar una furgoneta-bomba a otros dos etarras que pensaban atentar durante el Debate sobre el Estado de la Nación.

Al parecer, Lupiañez habría cruzado la frontera semanas antes de su detención para establecer una infraestructura que incluyese 'buzones' en el interior a los que pudieran acudir los comandos para recoger armas y explosivos sin necesidad de cruzar la frontera francesa, 'zulos' donde guardar explosivos, como el localizado en Biriatou gracias a su declaración y que se encontraba vacío, y una red de colaboradores, que podrían integrar los huidos Agurne Salterain y Oroitz Aldekoa-Otalora.

Desde que se produjo la detención de Lupiañez el pasado 6 de diciembre la Unidad de Información y Análisis de la Ertzaintza mantenía abierto un operativo con el fin de poder localizar a los ahora arrestados, que se encontraban en paradero desconocido, para lo cual se establecieron vigilancias en diferentes domicilios.

Operación abierta

Según manifestó en Vitoria el consejero vasco de Interior, Javier Balza, la operación antiterrorista sigue abierta y se están haciendo registros en los domicilios de los arrestados, que estaban huidos y en busca y captura por haber participado o dar cobertura a algún miembro de la organización terrorista anteriormente.

Balza también ha dicho que "habrá que ver cómo termina el operativo y es un paso importante pero todavía tenemos que seguir adelante. Con esto no se acaba, tenemos que seguir poniendo todos nuestros esfuerzos para que los atentados que se están cometiendo se acaben, que dejen a esta sociedad en paz y para que los que cometen estos actos respondan ante la justicia".

Asimismo, indicó que "todavía es pronto para decir si los detenidos tienen relación con el atentado contra la casa del pueblo de Derio. Hay que culminar la investigación y cuando sean puestos ante al Audiencia Nacional se conocerán las imputaciones que se les hacen", concluyó.

Los primeros después del comando de la T-4

Esta operación ha tenido lugar días después de que la organización terrorista atentara conta la sede del PSE-EE en la localidad de Derio, sin que se produjera ningún herido.

En un comunicado difundido el viernes, ETA llamó a la abstención en las próximas elecciones generales.

Los últimos detenidos fueron Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián, presuntos miembros del comando de ETA que atentó en 2006 en el aeropuerto madrileño de Barajas, que ya han ingresado en prisión.

Noticias Relacionadas