Archivo de Público
Sábado, 1 de Marzo de 2008

La ANP amenaza con suspender el diálogo con Israel tras 57 muertos en Gaza

EFE ·01/03/2008 - 09:20h

EFE - El jefe de la Oficina Política del movimiento palestino Hamás, Jaled Meshal, durante la rueda de prensa ofrecida hoy en Damasco.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha amenazado con suspender las negociaciones de paz con Israel, después de que la última ofensiva militar israelí en Gaza se haya cobrado hoy la vida de al menos 57 palestinos y dejar doscientos heridos.

El presidente palestino, Mahmud Abás, llamó a una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para analizar la situación en Gaza, poco después de manifestar que lo ocurrido allí "es peor que el Holocausto".

Israel inició la pasada noche una incursión en el norte de la franja de Gaza, que se ha convertido en la más sangrienta desde que evacuó a los 8.000 colonos que vivían en asentamientos judíos en este territorio palestino, en 2005.

Las últimas víctimas mortales son cuatro palestinos que fallecieron esta noche en un bombardeo de una comisaría en la ciudad de Rafah, dijeron testigos presenciales, y de un militante de Hamás en el campo de refugiados de Al-Bureij.

El resultado provisional de víctimas mortales durante la jornada, que mientras transcurre la operación israelí ascienden a modo de goteo, supera los 57, entre ellos numerosos civiles y al menos 15 menores, incluidos varios niños y dos bebés, según fuentes sanitarias de Gaza.

En declaraciones que hizo esta tarde el jefe del servicio de urgencias del Ministerio de Sanidad en Gaza, Moawiya Hasanín, cifró en 86 (no incluye los cinco de esta noche) los fallecidos desde el pasado miércoles, cuando se inició la ofensiva militar de Israel, mientras que los heridos, decenas de ellos graves, superan los 200.

La operación de hoy, apoyada por artillería, tropas de infantería y la Fuerza Aérea israelí, tuvo como centro el campo de refugiados de Yabalia, en el norte de la franja, aunque también varios objetivos colindantes, el sur y en la propia ciudad de Gaza.

Durante los combates que se registraron entre soldados israelíes y milicianos, que salieron a resistir la invasión, se registraron asimismo dos bajas mortales y cinco heridos entre las filas del Ejército israelí.

Israel confirmó por la tarde la noticia del fallecimiento de los soldados, miembros de la Brigada Guivati, tras informar a sus familias.

Las milicias palestinas dispararon durante la jornada decenas de cohetes artesanales Al Kasam y cohetes Grad de medio alcance contra localidades israelíes, que han causado una docena de heridos, entre ellos dos menores que fueron hospitalizados tras recibir impactos de metralla.

La actual situación de violencia ha llevado al jefe negociador palestino y ex primer ministro Ahmed Qurea a recomendar la suspensión de las conversaciones de paz, que mantiene en los últimos meses con la jefa de la diplomacia israelí, Tzipi Livni.

Según recoge la edición electrónica del diario "Haaretz", Qurea, que se encuentra hoy en Ammán, habría anunciado a Livni que suspenderá la negociación de paz, aunque la información no ha sido confirmada por ningún canal oficial.

Por su parte, el presidente Abás convocó hoy una reunión en la sede gubernamental de Ramala para analizar la situación, pero al término de la misma no ha trascendido ninguna decisión relevante al respecto.

La ministra israelí de Exteriores dijo hoy que las amenazas palestinas de suspender las negociaciones de paz con Israel no afectarán al desarrollo de la ofensiva en la franja de Gaza.

"Incluso si los palestinos desean interrumpir las conversaciones de paz con Israel, no tendrá ningún efecto sobre las decisiones israelíes en Gaza", recalcó Livni.

Por su parte, el asesor presidencial, Saeb Erekat, afirmó que la negociación con Israel "ha quedado enterrada debajo de los escombros de las viviendas destruidas en Gaza".

A su vez, centenares de palestinos se concentraron esta noche en la céntrica plaza Al Manara de Ramala para expresar su repulsa a lo que sucede en Gaza y exhortar al presidente Abás a interrumpir la negociación con Israel.

"No a la negociación con la sangre de nuestro pueblo", rezaba una de las pancartas que se podían leer en la protesta.

Fuentes de la unidad de negociaciones de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) dijeron a EFE que el próximo martes Abás tiene previsto entrevistarse con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, en el marco de las reuniones quincenales que ambos dirigentes mantienen desde diciembre, cuando se reanudó el proceso de paz iniciado en noviembre en la cumbre de Annapolis (EEUU).

Algunas fuentes indican que la inminente visita a la región de la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, podría suponer un elemento de presión que obligara a las partes a celebrar el encuentro.