Archivo de Público
Sábado, 1 de Marzo de 2008

Kostunica dice que Serbia sólo puede entrar en la UE con Kosovo como parte de ella

EFE ·01/03/2008 - 19:24h

EFE - El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, durante una rueda de prensa ofrecida en Belgrado el pasado día 17 de febrero.

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, pidió hoy unidad en el país de cara a la integración europea e insistió en que sólo Serbia con Kosovo como parte integrante puede entrar en la Unión Europea (UE).

"Nosotros queremos (ingresar) en la UE, pero la UE debe decir que quiere en sus filas a una Serbia íntegra, no mutilada", declaró Kostunica a la agencia de noticias Tanjug.

Indicó que, "en vez de dividirnos respecto al ingreso en la UE, sería de la máxima importancia definir con claridad y unanimidad, como Estado y como pueblo, nuestro objetivo y es que Serbia, como país íntegro, puede ser miembro de las tres organizaciones internacionales más importantes para nosotros: la ONU, la OSCE y la UE".

El primer ministro dijo que "el Estado falso de Kosovo" nunca se podrá adherir a la ONU y a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Serbia rechaza la independencia unilateral de Kosovo, proclamada el pasado día 17 por los líderes de la mayoría albano-kosovar y que ha sido reconocida ya por una veintena de países, entre ellos Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y Alemania.

Belgrado cuenta con el apoyo de Rusia en su política hacia Kosovo, que Serbia considera parte inalienable de su territorio y ve la soberanía unilateral como una violación flagrante de la Carta de la ONU y una "injusticia histórica".

Serbia también se opone a la misión policial y judicial que la UE ha preparado para enviar a Kosovo sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU.

Belgrado se encuentra ahora estancado en su camino hacia la UE, que emprendió hace ocho años tras la caída del régimen del ex líder autoritario Slobodan Milosevic.

El Gobierno serbio de coalición sufrió a comienzos de febrero una crisis interna por disensiones respecto al proceso de acercamiento a la UE, que superó y, según algunos analistas, aplazó por un tiempo para centrarse en Kosovo.

La integración en la UE fue definida como una de las prioridades del Gobierno de Kostunica, pero este dirigente muestra ahora serias reservas hacia la Unión ante la inclinación de muchos de sus miembros a reconocer esa independencia.