Archivo de Público
Sábado, 1 de Marzo de 2008

Petacchi se lleva la última etapa y Rubén Plaza la general

EFE ·01/03/2008 - 18:13h

EFE - El corredor italiano del Team Milram, Alessandro Petacchi muestra su alegría tras ganar la quinta y última etapa de la Vuelta Ciclista a la Comunitat Valenciana que se ha disputado con un recorrido de 149 kilómetros en Valencia.

El alicantino Rubén Plaza (SL Benfica) se apuntó el triunfo final de la 66 edición de la Vuelta ciclista a la Comunidad Valenciana, después de que la última etapa de Valencia se decidiera al esprint con triunfo del velocista italiano Alessandro Petacchi (Milram).

La falta de abanicos dejó sin opciones a Manuel Vázquez (Contentpolis-Murcia), que no pudo reducir los 5 segundos que le separaban del jersey amarillo; aunque el corredor andaluz ha sido uno de los grandes animadores de la carrera desde el primer día, junto a Xavier Florencio (Buygues), que acabó tercero en la general.

La quinta y última etapa siguió el mismo patrón que la anterior de Náquera. El SL Benfica del líder Rubén Plaza permitió la escapada de un grupo que impidiera que Manuel Vázquez (segundo en la general) pudiera obtener algún segundo de bonificación de los esprints intermedios.

De esta forma, el grupo formado por Luis Sánchez (Caisse D'Epargne), Stephane Auge (Cofidis), Benat Albizuri (Euskatel), Guido Trenti (Liquigas) y Eladio Sánchez (Orbea) llegó a alcanzar una máxima diferencia de cinco minutos y 42 segundos en el kilómetro 62 de carrera.

La falta de viento por la zona de El Perelló provocó que no aparecieran los temidos abanicos y que la carrera transcurriera más tranquilo de lo previsto por una de las zonas más críticas para las aspiraciones al triunfo del alicantino Plaza.

A 20 kilómetros de meta Trenti se descolgó del quinteto de cabeza, mientras que el resto de compañeros de fuga no cejaban en su empeño, a pesar de que el grueso del pelotón ya había rebajado la diferencia a menos de dos minutos.

Aunque los cuatro escapados lo intentaron hasta el final, tanto en grupo como en solitario, los intereses de los equipos con esprinters, como el Milram o el Lampre, impusieron un ritmo de carrera muy alto y a dos kilómetros de meta neutralizaron la escapada.

En los últimos metros de la carrera, pese a los intentos de aventura en solitario, el Milram no estaba por la labor de permitir ninguna alegría y preparó la llegada masiva a la meta de Valencia, donde Alessandro Petacchi, lanzado por su compañero Erik Zabel se impuso con comodidad con un tiempo de 3 horas, 12 minutos y 54 segundos.