Archivo de Público
Sábado, 1 de Marzo de 2008

Turquía sigue preguntándose sobre las razones del fin de la operación militar en Irak

EFE ·01/03/2008 - 18:21h

EFE - Soldados turcos, tras una incursión en la localidad de Hakkari, en la frontera con Irak, ayer viernes.

La repentina retirada de las tropas turcas del norte de Irak en su incursión contra la guerrilla kurda del PKK abrió hoy un debate en los medios del país sobre qué ha motivado el repliegue y si las especulaciones de presiones estadounidenses tienen fundamento.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y los responsables del Ejército han subrayado que la operación acabó cuando se alcanzaron los objetivos y que la visita el jueves del secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, a Turquía, donde pidió el cese de la operación "no tiene nada que ver" en ello.

Esas declaraciones no han convencido a la oposición y a la mayoría de los ciudadanos turcos encuestados, muchos de ellos descontentos con que la retirada se produzca justo después de las peticiones estadounidenses, lo que da una imagen de sometimiento.

La mayoría de los diarios turcos más populares no cuestionaron el comunicado del Estado Mayor sobre la retirada y titularon: "Los chicos vuelven a casa", "El campo del PKK de Zap cayó y la operación terminó", pero otros como "Gates se fue y la operación terminó" o "¿Qué pasó en el último minuto?", fueron más escépticos.

El Jefe del Estado Mayor, el general Yasar Büyükanit, en unas declaraciones al diario Milliyet publicadas hoy reiteró que el repliegue se produjo sin problemas y sin ninguna interferencia externa.

"Aquellos que dicen que el Ejército se retiró muy pronto, que intenten ir allí (al norte de Irak) y que traten de quedarse 24 horas", dijo Buyukanit aludiendo a las duras condiciones climáticas en una zona montañosa nevada con temperaturas bajo cero.

El Ejército turco puso fin ayer a una incursión de ocho días contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak, en la que aseguró haber matado a 240 militantes del partido kurdo y reconocieron 30 bajas mortales, aunque el PKK aseguró haber matado a más de un centenar de soldados turcos.