Miércoles, 10 de Octubre de 2007

El proceso de integración de Continental Auto y Alsa se llevará a cabo en 18 meses

EFE ·10/10/2007 - 15:56h

EFE - Un autobús de la empresa española Alsa. EFE

La compra de Continental Auto por parte de National Express abre un proceso de integración de esa empresa con Alsa, que finalizará en un plazo de tiempo de unos 18 meses, indicó hoy el Consejero Delegado de la empresa, Javier Carvajo.

Carvajo que presentó a la prensa el nuevo servicio Alsa-Supra, señaló que "a lo largo del proceso iremos viendo los pasos que se van dando de cara a la integración, pero aun es pronto para decir si se van a mantener las dos marcas o al final sólo habrá una".

La idea que tenemos, añadió el consejero delegado, es conseguir el mejor y mayor valor para nuestros accionistas, y por ello "no partimos de ninguna posición, sino que todo se verá a lo largo del proceso".

La nueva clase remozada Supra, que ha dotado a sus autobuses de los últimos adelantos de seguridad y técnica, va a contar en una primera fase con veinte nuevas unidades que van a ir reemplazando a las existentes, y que con la segunda fase se situará en la compra de hasta 45 unidades, con un coste aproximado de 8 millones de euros.

Actualmente este servicio Supra que cuenta con atención personal en los autocares que reducen sus capacidades hasta 38 plazas, amplían la separación entre asientos y ofrecen catering y wi-fi gratuito para todos sus pasajeros, está establecido en 10 líneas, y para el año que viene se espera aumentar a 15 líneas.