Archivo de Público
Sábado, 1 de Marzo de 2008

El Tribunal Catalán de la Competencia hará un informe si Iberia compra Spanair

EFE ·01/03/2008 - 13:22h

EFE - Un avión de la compañía Spanair despega mientras otro de Iberia permanece en tierra en el madrileño aeropuerto de Barajas.

El Tribunal de Defensa de la Competencia de Cataluña (TDCC) elaborará un informe en el caso de que Iberia finalmente compre Spanair, según ha confirmado en declaraciones a Efe el presidente de este organismo regulador, Lluís Franco.

Franco ha explicado: "con la nueva Ley de Defensa de la Competencia, que entró en vigor el pasado mes de julio está claro que los organismos de las comunidades autónomas podemos actuar en un caso como éste".

"Hay que esperar -ha añadido- a que finalmente la operación se haga y en este caso Iberia deberá solicitar el informe preceptivo a la Comisión de Defensa de la Competencia y espero que, con toda lógica y tal como prevé la ley, la Comisión nos solicite un informe sobre el impacto de esta operación en el mercado catalán".

"En caso de que no lo solicitasen me siento legitimado para pedir el informe a nuestros servicios jurídicos y remitirlo a la Comisión", ha asegurado el presidente del TDCC.

La ley española prevé que cualquier operación tenga que ser analizada por los organismos de competencia en caso de que la empresa resultante facture más de 240 millones de euros o en el caso de que la cuota de mercado resultante iguale o supere el 30%.

Hace más de una semana ya el presidente de la Generalitat, José Montilla, consideró que si Iberia compra Spanair y hay una concentración de compañías aéreas, esto podría "perjudicar" al aeropuerto de Barcelona, por lo que debería producirse "una reasignación de 'slots' y de espacios" en la nueva Terminal Sur, una petición que comparte el empresariado catalán.

Según el presidente del organismo regulador catalán, esta concentración "podría ser perjudicial para Cataluña, para el aeropuerto de El Prat y para los ciudadanos", por lo que el gobierno de la Generalitat "se personaría" ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para defender los intereses generales de la sociedad catalana.

Los empresarios catalanes también han mostrado su malestar ante la posibilidad de que Iberia compre Spanair, tras la polémica surgida el año pasado ante la decisión de Iberia de disminuir su presencia en El Prat y dejar de operar algunas rutas en favor de su participada Clickair.

Además, Iberia, con su alianza Oneworld, e Spanair, liderando la Star Alliance, operarán desde la nueva T-Sur de El Prat, que se inaugurará el año que viene, tras la disputada asignación de espacios en la nueva terminal a la que optaban la mayoría de aerolíneas que operan en El Prat.

Si finalmente Iberia compra Spanair se rompería el equilibrio de asignación de espacios entre estas dos grandes alianzas.

En este sentido, la Cámara de Comercio de Barcelona pedirá a AENA la "inmediata reasignación" de los espacios de la T-sur en el caso de que Iberia comprometa la libre competencia en El Prat con la compra de Spanair.

El ayuntamiento de Barcelona aprobó ayer por unanimidad una proposición donde pide al Ministerio de Fomento y a Aena que se revise la asignación de la T-Sur si las operadoras no cumplen el objetivo de convertir El Prat en un nudo de vuelos intercontinentales.

El presidente de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart, se ha mostrado esperanzado en que la compañía que compre Spanair apueste por potenciar el aeropuerto de El Prat y, en este sentido, el rival de Iberia en la puja, Gadair, ya ha dicho que haría de Barcelona su "hub" (redistribuidor de vuelos).

La Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV) teme una reducción de rutas intercontinentales si Iberia compra Spanair, lo que haría peligrar la organización de grandes congresos y ferias en la ciudad y ha apostado porque sea capital catalán el que se haga con la aerolínea.