Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Félix de Azúa dice que le extraña el servilismo con el que los escritores catalanes han ido Fráncfort

EFE ·10/10/2007 - 16:19h

EFE - El escritor Félix de Azúa, tras presentar hoy su libro "Ovejas negras", una recopilación de sus artículos de prensa sobre los nacionalismos, los medios de comunicación y la educación. EFE

El escritor Félix de Azúa ha mostrado hoy su extrañeza por el "servilismo" con el que, a su juicio, actúan los escritores catalanes que participan esta semana en diferentes actos de la Feria del Libro de Fráncfort, en la que Cataluña es la cultura invitada.

Tras presentar su último libro, "Ovejas negras", el autor barcelonés ha comentado que le parece "magnífico" que la feria alemana haya invitado a Cataluña, pero ha considerado que es "raro el servilismo de la totalidad de los escritores catalanes que allí han ido".

Para Azúa, parecen "funcionarios de la lengua" y ha agregado que es "sorprendente que no se haya producido ninguna fisura, más allá de Sergi Pàmies, que no ha querido ir y públicamente ha afirmado que si expresaba sus razones, iría a la cárcel".

Añadió que el acontecimiento de Fráncfort es como "una feria de ganado" en la que el escritor "lo único que puede hacer es emborracharse en el bar del hotel".

En la misma línea, Félix de Azúa ha mantenido que al "escritor verdadero" le da "mucha pereza" prestarse a lo que ha denominado "circo patriota", y ha concluido que en países como Inglaterra o Francia estas cosas no ocurren.

Además, a preguntas de los periodistas ha indicado que Fráncfort ha puesto sobre la mesa "hasta qué punto los alemanes no tenían ni idea de lo que ocurre aquí, aunque son educados y procuran no armar ruido".

De Azúa cree que se ha puesto de manifiesto también que el nacionalismo catalán "tiene un doble rasero, porque aunque la Feria invitó a la cultura catalana, ellos lo han reducido a la literatura catalana, sin actuar de forma limpia y clara".

El escritor, en este sentido, ha considerado que los organizadores catalanes de los actos de la feria "llevan a cabo una labor de topo, poniendo a su gente en los lugares adecuados, como cuando piden que Cristina Peri Rossi no acuda más a Catalunya Ràdio para colocar en su sitio a uno de los suyos".

Sostiene De Azúa que "van a por el control de los medios para poder tomar el control ERC y los más radicales nacionalistas de CiU y del PSC, que también los hay".

Respecto de los autores catalanes que le merecen un mayor respeto a nivel literario, Féliz de Azúa ha citado a Quim Monzó, Sergi Pàmies, Albert Sánchez Piñol, Pere Gimferrer o el poeta Jordi Ibáñez, al que no han invitado a Fráncfort.