Archivo de Público
Sábado, 1 de Marzo de 2008

El petróleo cierra la semana con máximos históricos a la espera de la reunión de la OPEP

EFE ·01/03/2008 - 11:55h

EFE - Foto de la plataforma petrolífera Statfjord A en el Mar del Norte, Noruega.

El precio del petróleo se apuntó durante la semana nuevos máximos históricos, a la espera de una decisión de los ministros de Energía de la OPEP, que se reúnen la semana próxima en Viena, mientras que el dólar sigue desplomándose frente al euro.

El Petróleo Intermedio de Texas (WTI), referente para EEUU, se situó el viernes en 101,84 dólares por barril, mientras que el Brent europeo también finalizó la semana por encima de los cien dólares al cotizar al final de la sesión a 100,10 dólares por barril.

El WTI había alcanzado el jueves pasado un nuevo récord histórico, con 102,59 dólares por barril, mientras que el Brent hacía lo propio con 100,90 dólares.

Por su parte, el petróleo de la OPEP, cuyo precio se calcula en base a una cesta de 12 tipos de crudos, alcanzó el miércoles pasado un máximo histórico con 95,20 dólares.

Los inversores temen que la OPEP mantenga o incluso reduzca la producción actual, una opción que se va diluyendo a medida que los precios del crudo aumentan.

El secretario ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Nodou Tanaka, dijo esta semana en Viena que está "preocupado" por los altos precios y agregó que "ciertamente no son buenos para el crecimiento económico".

Por eso, la AIE -que defiende los intereses energéticos de 26 naciones industrializadas y altamente consumidoras de energía- espera que los ministros de la OPEP no decidan un recorte de sus suministros en la reunión del próximo miércoles en Viena.

En su última conferencia, el 1 de febrero, la OPEP decidió mantener al menos hasta marzo la cuota de producción conjunta, de 29,67 millones de barriles diarios (mbd).

Ya entonces varios ministros advirtieron de una posible rebaja de la oferta en marzo, ante la perspectiva de que una recesión económica en EEUU reduzca el consumo petrolero.

Esos temores coinciden con el inicio del segundo trimestre del año, que habitualmente es el de menor consumo energético, tras el final del invierno boreal.

Por su parte, el presidente de la Reserva Federal de EEUU, Ben Bernanke, dijo el jueves que el aumento de la inflación le está complicando el trabajo, justo un día después de insinuar que volverá a bajar en marzo los tipos de interés, que actualmente se encuentran en el 3 por ciento.

Las expectativas de nuevas bajadas de los tipos de interés para tratar de reactivar la economía contribuyen a debilitar el dólar frente a otras monedas, como ocurrió esta semana, cuando el billete verde cayó a un histórico cambio de más de 1,52 dólares por euro.

La bajada del dólar también tiene un impacto en los precios de las materias primas, que se comercializan en dólares, ya que hacen que sean más atractivas para inversores en otras divisas.

Por otra parte, los operadores tampoco pierden de vista conflictos geopolíticos y catástrofes naturales en zonas sensibles para la industria del petróleo como lo son Irak, Nigeria o Ecuador.

La retirada turca del norte de Irak el viernes promete tranquilizar el ambiente cerca de los grandes yacimientos petrolíferos en el Kurdistán iraquí.