Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Una madre suministraba hachís a sus hijos para evitar que lo compraran en la calle

EFE ·10/10/2007 - 15:37h

EFE - Imagen de archivo de una joven mientras fuma un porro. EFE

Una ex maestra inglesa de primaria ha sido condenada a trabajos comunitarios por haber suministrado hachís a sus hijos en un intento de evitar que adquirieran la droga en la calle, según informan hoy varios medios británicos.

Ante un tribunal de Suffolk (este de Inglaterra) Nicola Cooper, de 43 años, admitió la posesión de 116 gramos de resina de cannabis y añadió que lamentaba haber infringido la ley pero que lo hizo para que sus hijos adolescentes no acudieran a los traficantes.

"Hay padres que dan a sus hijos alcohol y tabaco a edades muy tempranas. Yo conozco a mis niños, conozco a mi familia, tenemos una fantástica vida familiar", dijo Cooper, que añadió que su decisión "nunca causó ningún tipo de problemas al fin y al cabo".

Residente en la localidad de Ixworth, la mujer afirmó que se arrepentía de haber infringido la ley y que no volverá a hacerlo, declaraciones que llevaron al tribunal a condenarla a 200 horas de trabajo comunitarios.

Cooper admitió que había sido una fumadora ocasional de hachís desde los 18 años y que cuando descubrió que sus dos hijos fumaban la droga decidió suministrársela ella misma.

"El motivo de la esa decisión era alejar a los niños del mundo de las drogas duras y el crimen", dijo su marido, Kevin McCarthy.

Finalizada la vista del caso, Cooper afirmó que sentía que había hecho lo correcto, pero que su familia había dejado ya de fumar.