Archivo de Público
Viernes, 26 de Septiembre de 2014

El presunto pederasta de Ciudad Lineal no ha declarado nada a la Policía tras dos días de arresto

El detenido comparecerá hoy ante la jueza que lleva el caso. Ayer, la Policía registró durante trece horas el piso donde supuestamente llevaba a sus víctimas en busca de pruebas biológicas

EFE ·26/09/2014 - 10:13h

El presunto pederasta de Ciudad Lineal detenido anteayer en Santander pasa hoy a declarar ante la jueza de Instrucción número 10 de Madrid, encargada de la causa contra este hombre al que se le imputan cinco abusos a niñas y tres tentativas de este mismo delito en el último año.

Se da la circunstancia de que esta magistrada está hoy en funciones de guardia de detenidos, por lo que directamente será la encargada de la declaración judicial de Antonio Ortiz Martínez, han informado fuentes jurídicas. La Policía Nacional registró ayer el piso de Madrid en el que se cree que pudo cometer alguno de los abusos.

El presunto pederasta de Ciudad Lineal se ha negado a declarar ante la Policía, según ha confirmado el jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, José Luis Conde. El mando policial ha declarado en Telecinco que el pederasta no ha dicho nada después de dos día detenido.

Las víctimas acudirán a una rueda de reconocimiento la semana que viene

Está previsto que la semana que viene se practique una rueda de reconocimiento del pederasta a la que llevarán a todas las víctimas, si bien las menores participarán en la prueba de forma individual. La Policía tiene también previsto llevar a cabo en los próximos días una reconstrucción de los hechos en el piso de Santa Virgilia, lugar al que supuestamente trasladaba el acusado a las niñas para abusar de ellas y luego lavarlas, a fin de evitar dejar rastros que pudieran servir para identificarle.

Trece horas de registro en busca de restos biológicos

La minuciosa búsqueda de restos biológicos que le incriminen duró trece horas. El presunto pederasta de Ciudad Lineal estuvo presente durante la inspección y pasadas las diez y media de la noche abandonó el piso de la calle Santa Virgilia que los vecinos han bautizado como "la casa del horror". Las autoridades hallaron restos de vómito en el piso. Estas pruebas se cotejarán con las muestras de ADN obtenidas durante la investigación previa.

En medio de una gran expectación, la Policía Nacional desplegó un amplio dispositivo de agentes y coches patrulla para preparar la salida del vehículo en el que minutos después iba a abandonar el edificio el detenido. Antonio Ortiz salió del inmueble por el mismo garaje por el cual accedió al edificio en un coche azul oscuro con las lunas tintadas alrededor de las nueve de la mañana.

No obstante, las decenas de vecinos y periodistas que permanecían frente a la puerta del garaje desde hacia horas no pudieron ver el rostro del presunto pederasta de Ciudad Lineal. Lo que sí se escucharon fueron insultos y gritos contra la persona que presuntamente ha atemorizado a todas las familias del barrio madrileño de Hortaleza durante meses. Incluso algunos vecinos se aproximaron al coche para golpearle, pese a que el vehículo ha salido a gran velocidad del garaje del inmueble.

Antonio Ortiz ha estado presente durante las trece horas que ha durado el registro en el 4-A de la escalera derecha del número 3 de la calle Santa Virgilia, aquel que ha centrado todas las investigaciones policiales en el día de hoy. Se trata de un piso prácticamente vacío en cuanto a muebles y enseres pero que puede ser revelador en caso de que se hallen restos orgánicos de alguna de las víctimas, que incriminarían al protagonista de la operación policial más mediática del año en Madrid.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos: