Archivo de Público
Miércoles, 24 de Septiembre de 2014

Yihadistas decapitan al turista francés secuestrado en Argelia

Hollande confirma el asesinato de Herve Gourdel, capturado el domingo en la región de Cabilia por Soldados del Califato, un grupo vinculado al Estado Islámico

AGENCIAS ·24/09/2014 - 17:28h

Un grupo yihadista ha asesinado al turista francés Herve Gourdel, de 55 años, secuestrado el pasado domingo en Argelia. En un vídeo, los Soldados del Califato, vinculados al Estado Islámico (EI), muestran la supuesta decapitación del galo. Los yihadistas habían amenazado con hacer efectiva la ejecución si el Gobierno de Francia no cesaba sus operaciones militares en Irak en 24 horas.

El presidente de Francia, François Hollande, ha confirmado la muerte del rehén. Gourdel "fue asesinado vil y cruelmente", declaró el mandatario ante un grupo de periodistas franceses en Nueva York, donde asiste a la Asamblea General de las Naciones Unidas. El presidente francés aseguró que esa agresión refuerza la voluntad de Francia de mantener su intervención en territorio iraquí "todo el tiempo que sea necesario" y avanzó que mañana habrá en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia, un consejo de Defensa para analizar las operaciones en curso.

"Francia no cede ante el terrorismo ni cederá jamás, porque es su deber y su honor", añadió Hollande, según el cual Gourdel "murió porque era francés, porque su país combate el terrorismo, porque representaba a un pueblo que defiende la libertad humana frente a la barbarie". El anuncio de los Soldados del Califato se produce un día después de que las autoridades francesas reiteraran en sucesivas ocasiones que no iban a ceder "a ningún chantaje, a ninguna presión, a ningún ultimátum" del grupo yihadista, alegando que doblegarse a sus peticiones supondría concederles una victoria.

"Los Soldados del Califato van a adorar a Dios matando a este sucio francés" 

Gourdel, originario de Niza, fue secuestrado en las proximidades de Tizi Uzu, en un área montañosa de la región de la Cabilia (a algo más de un centenar de kilómetros al este de Argel), donde realizaba montañismo con otros argelinos que fueron rápidamente liberados. En la grabación, el galo aparece de rodillas, con los brazos atados en la espalda junto a cuatro enmascarados armados que leen una declaración en árabe en la que critican la intervención militar de Francia. Antes, pueden verse las imágenes de Hollande en la rueda de prensa en la que anunció la participación de su país en los bombardeos liderados por EEUU.

En el vídeo, de casi cinco minutos de duración, no se muestra la decapitación, sino que uno de los encapuchados enseña a la cámara la supuesta cabeza de Gourdel, que yace en el suelo. "Los Soldados del Califato van a adorar a Dios matando a este sucio francés para el triunfo de la religión de Dios y para honrar las vidas que fueron asesinadas en Argelia, así como para apoyar a nuestro querido estado del califato" (en referencia al autoproclamado califato del EI), dice uno de ellos. "Es una venganza para honrar a nuestros hermanos en Siria y en Irak", añade al acabar la grabación titulada Mensaje de sangre para el Gobierno francés y cuya autenticidad tampoco ha sido confirmada.

El secuestro de Gourdel llegó justo después de que el portavoz del Estado Islámico en Irak instara a sus seguidores a atacar a ciudadanos de EEUU, Francia y otros países que se han incorporado a la coalición liderada por la Administración estadounidense contra los yihadistas. El Gobierno galo lanzó sus primeros ataques aéreos contra intereses del EI en Irak el pasado viernes.

Cuarta decapitación

Diplomáticos occidentales y fuentes de inteligencia creen que hay menos de diez occidentales todavía en poder del EI. El grupo ha decapitado recientemente a dos estadounidenses, los periodistas James Foley y Steven Sotloff, y a un británico, David Haines, y, además amenazó con matar a otro ciudadano de Reino Unido, Alan Henning. Soldados del Califato anunciaron a principios de mes que se escindían de Al Qaeda en el Magreb Islámico, conocido como AQMI, para comenzar a rendir pleitesía al EI.

"Fuentes de inteligencia creen que hay menos de diez occidentales todavía en poder del EI"

La Cabilia argelina, donde Gourdel fue secuestrado, se trata de una región montañosa y cubierta por frondosos bosques. Los maquis, como en Argelia se conoce a los combatientes de los grupos armados, campan a sus anchas por esta región compuesta por las provincias de Tizi Uzu, Buira, Bumerdés y Bujía, desde finales de los años 90. En esta región son bastante frecuentes los secuestros de comerciantes y ciudadanos argelinos, que habitualmente concluyen con la liberación de los rehenes.

AQMI ha mantenido su implantación en la Cabilia, donde se cree que se esconde su máximo líder, Abdelmalek Drukdel, al tiempo que ha intentado extenderse por otras zonas del norte de África y el Sahel. En estos años, AQMI ha centrado sus ataques en la región principalmente contra las fuerzas de seguridad y no ha secuestrado a ciudadanos extranjeros, cuyas embajadas suelen advertir sobre los peligros que entraña esta región.

Las Fuerzas Armadas argelinas, que cuentan con un presupuesto cercano a los 10.000 millones de euros, no han sido capaces de eliminar a los grupos que operan en la región y se resignan a mantenerlos relativamente cercados y a lanzar periódicas operaciones. El último gran atentado de AQMI en Argelia se remonta al pasado 19 de abril, cuando hombres armados del grupo mataron a once soldados en un ataque contra un autobús militar en la región cabil de Tizi Uzu.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos: