Archivo de Público
Sábado, 20 de Septiembre de 2014

El Gobierno repatriará a un médico infectado de ébola en Sierra Leona

Manuel García Viejo, de 69 años, es director médico del Hospital San Juan de Dios en Lunsar. Se encuentra en estos momentos recibiendo cuidados sanitarios en una Unidad de Ébola del hospital de Freetwon

EUROPA PRESS ·20/09/2014 - 19:31h

Manuel García Viejo.- Orden de San Juan de Dios

El Gobierno ha iniciado las gestiones para repatriar al hermano Manuel García Viejo, un español que ha sido diagnosticado de Ébola en Sierra Leona y que ha manifestado su deseo de su voluntad de ser trasladado a España, según ha informado el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en un comunicado. El hermano Manuel García Viejo, de 69 años, es el director médico del Hospital San Juan de Dios en la ciudad de Lunsar y pertenece a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD). Sanidad ha estimado que la repatriación se llevará a cabo previsiblemente el domingo o el lunes.

Según ha informado la orden, el misionero se encuentra en estos momentos recibiendo cuidados sanitarios en una Unidad de Ébola del hospital de Freetwon, y ha manifestado su voluntad de ser repatriado a España, tras lo cual la orden ha solicitado al Gobierno su traslado desde Sierra Leona.

El Hermano Manuel García Viejo es médico especialista en medicina interna y diplomado en medicina tropical, y pertenece a la OHSJD desde hace 52 años. Asimismo, ha dedicado los últimos 30 años a trabajar en África, y desde hace 12 años es el director médico del Hospital San Juan de Dios en Lunsar.

La de García Viejo será la segunda repatriación desde África que haga el Gobierno de un español infectado por Ébola.

Para abordar los detalles del nuevo traslado, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, se reúne este sábado desde las 18.30 horas de la tarde con responsables de los Ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación y de Defensa, y de la Comunidad de Madrid.

Sanidad ha estimado que el sacerdote español Manuel García Viejo, infectado por Ébola, llegará a Madrid desde Sierra Leona el domingo o el lunes en un avión militar medicalizado y será trasladado al hospital Carlos III.

Así lo ha manifestado la directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, tras la reunión interministerial con la que el Gobierno que ha activado el protocolo de repatriación para García, que es médico en un hospital de la orden de San Juan de Dios en la ciudad de Lunsar y que dio positivo en un test en la madrugada de ayer.

Ha indicado que el protocolo será coordinado por los ministerios de Sanidad, Exteriores y Defensa, al igual que el que se llevó a cabo para la repatriación de Miguel Pajares, el sacerdote que fue traído a España en agosto tras infectarse con Ébola en Liberia y que falleció en el Hospital Carlos III pese al tratamiento experimental que recibió.

El sacerdote manifestó su voluntad de ser trasladado, aunque en un primer momento quiso permanecer en Sierra Leona.

La familia del misionero de Manuel García Viejo, ha recibido con pesadumbre y resignación la noticia de su enfermedad, de la que venían "sospechando" desde que se inició la propagación del virus en esta región africana.

El sacerdote quiso en un primer momento permanecer en Sierra Leona

Antonio García Viejo, hermano del religioso, ha explicado que no ha conseguido hablar con su familiar, pero que sí lo ha hecho con los frailes de la orden de San Juan de Dios, quienes le han transmitido el deseo de su hermano de volver a España para ser tratado.

Antonio García Viejo, que ha preferido que sea el Ministerio de Sanidad el que canalice la información sobre el caso, ha recordado que su hermano estuvo el pasado año en la localidad leonesa de la que es originario, Folgoso de la Ribera, a la que tenía por costumbre regresar "cada año" para compartir unos días con sus familiares.

"Ya lo veníamos sospechando", ha reconocido el hermano del cirujano infectado, quien ha recibido "muy mal" la confirmación de que García Viejo está infectado de ébola.

El segundo español afectado por el brote

El religioso y cirujano Manuel García Viejo, es el segundo caso de un español infectado por el brote de ébola. El primer caso fue el del también hermano de San Juan de Dios, Miguel Pajares, fallecido el pasado 12 de agosto en el Hospital Carlos III de Madrid, donde había sido trasladado tras contraer la enfermedad en Liberia.

Pajares había permanecido aislado desde el 4 de agosto en el hospital San José de Monrovia (Liberia), junto a otros trabajadores del centro sanitario, tras la muerte por ébola de su director, el hermano Patrick Nshamdze.

Los análisis confirmaron al día siguiente que Pajares había contraído la enfermedad y el 7 de agosto fue repatriado en un Airbus A310 del Ejército del Aire medicalizado en el que además viajaba la monja de origen guineano y pasaporte español, Juliana Bonoha, que no padecía la enfermedad.

Dos días después de la llegada a España de Pajares y Bonoha, en el hospital San José de Monrovia murió la monja de la Inmaculada Concepción Chantal Pascaline y el 11 de agosto falleció el religioso y enfermero George Combey, ambos compañeros de Pajares, mientras que la tercera aislada del hospital de Pajares, la monja Paciencia Melgar, consiguió superar la enfermedad en el hospital ELWA de Liberia, gestionado por Médicos sin Fronteras.

Pajares fue tratado en España con el ZMapp, el medicamento que se está administrando en EEUU de manera experimental, y que se puso a disposición de los médicos del hospital Carlos III tras ser autorizado por el Ministerio de Sanidad. Desde el pasado mes de marzo se intensificó el brote actual de ébola en Guinea Conakry, que se ha extendido a poblaciones de Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal.

Según los datos suministrados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), este brote de ébola, del tipo ébola-Zaira, ha infectado a unas 5.500 personas y ha causado más de 2.600 muertos. Pero la OMS cree que esos cálculos pueden estar por debajo de las cifras reales.adas e intensas hemorragias internas y externas.

El periodo de incubación -intervalo desde la infección hasta la aparición de los síntomas- varía de 2 a 21 días.

La fiebre hemorrágica del ébola es una de las enfermedades más mortíferas para el hombre al provocar brotes epidémicos con una tasa de mortalidad del 25 por ciento al 90 por ciento.

Debate y participa con tu voto y tus argumentos: