Miércoles, 10 de Octubre de 2007

El número de muertos en lo que va de año en las carreteras se ha reducido en un 7,8% respecto a 2006

EFE ·10/10/2007 - 14:08h

EFE - Imagen de archivo del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. EFE

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció hoy que el número de fallecidos en accidentes de tráfico en lo que va de año es de 2.170, lo que supone una reducción del 7,8 por ciento respecto al mismo período de 2006, lo que, en su opinión, demuestra que se sigue "la dirección correcta".

Así lo indicó el ministro ante el pleno del Senado, donde respondió a una pregunta del senador del PP Ignacio Cosidó sobre las medidas previstas por el Gobierno para invertir la tendencia al alza de los accidentes de tráfico en los últimos meses.

Rubalcaba explicó que desde que comenzó 2007 y hasta el 7 de octubre se han contabilizado 2.170 fallecidos en accidentes de tráfico, que significa una reducción del 7,8 por ciento respecto de 2006, del 16 por ciento con 2005 y del 20 por ciento con 2004, año en el que en el mismo período de tiempo hubo 2.699 muertos.

A pesar de que agosto ha sido un "mal mes" en cuanto a siniestralidad, "no se puede hablar de repunte", señaló el ministro, que advirtió a Cosidó de que los datos "hay que verlos con perspectiva" y de que un único mes "no es tiempo suficiente para evaluar".

Para el senador 'popular', "estamos entrando en una curva peligrosa" y cuando sucede eso "lo peor que se puede hacer es frenar", lo que, a su juicio, está haciendo el Gobierno en materia de seguridad vial.

Cosidó reclamó al ministro que "cambie su discurso" porque, dijo, es "muy habitual" que cada vez que hay una reducción en el número de accidentes de tráfico lo atribuyan a un "mérito" del Ejecutivo, y que cuando se produce un aumento, "es culpa de los conductores, de los motoristas, de la Guardia Civil, y en todos los casos del PP".

Rubalcaba respondió al senador 'popular' que "jamás el Ministerio ha echado la culpa a nadie" y que lo único que hacen es "constatar qué pasa" y advertir a la gente de lo que está sucediendo, por lo que le aconsejó: "No confunda usted prevención con echar la culpa a nadie".