Archivo de Público
Viernes, 5 de Septiembre de 2014

La vicepresidenta: "El Gobierno escucha siempre con interés lo que opinan los expresidentes"

Soraya Sáenz de Santamaría deja entrever que Felipe González sí medió para que se produjera la reunión entre Rajoy y Mas

PAULA DÍAZ ·05/09/2014 - 15:27h

Ni sí, ni no, ni todo lo contrario. Así ha respondido la vicepresidenta del Gobierno tras ser preguntada sobre las afirmaciones de Felipe González en las que el expresidente desveló que había intervenido para que Mariano Rajoy y Artur Mas se vieran este verano.

"El Gobierno siempre reivindica la labor de los expresidentes. Es importante reconocer su experiencia [al frente del Ejecutivo], también en los asuntos relacionados con el debate territorial", se limitó a contestar la número dos de Rajoy en la rueda de prensa ofrecida tras el Consejo de Ministros.

"Ellos opinan y el Gobierno les escucha con interés", añadió, dejando entrever que las declaraciones de González sí son ciertas. Es decir, que fue el también exlíder de los socialistas quien medió para que el presidente y su homólogo en la Generalitat se reunieran para debatir sobre la consulta soberanista prevista para el 9 de noviembre.

Santamaría: "El presidente de la Generalitat no puede pedir al Gobierno que no cumpla la ley o que no la haga cumplir"Una consulta contra la que el Ejecutivo central sigue rebelándose, advirtiendo de nuevo a Mas de que recurrirán su Ley de consultas e instándole a cumplir con la Constitución. "El presidente de la Generalitat no puede pedir al Gobierno que no cumpla la ley o que no la haga cumplir. Y si la ley es inconstitucional, la obligación del Gobierno es recurrirla", sentenció Sáenz de Santamaría.

Asimismo, instó a Mas a pensar "en los intereses de los catalanes" y "cumplir la ley" porque, de lo contrario, dijo, podría terminar pagando "un precio demasiado alto que no puede pagar", amenazó la vicepresidenta.

"Respeto a la Justicia"

En cambio, a quien Santamaría no quiso enfrentarse en esta ocasión fue a la presidenta del PP de Madrid. Así, si en su día le recordó a Esperanza Aguirre tras su 'fuga al volante' que "la ley es igual para todos", ahora que la Audiencia Nacional ha decidido juzgarla por un delito de desobediencia, Santamaría no ha querido echar más leña al fuego. "El Gobierno respeta todas las decisiones judiciales", zanjó, siguiendo el mantra utilizado siempre por los conservadores en este tipo de casos.

Y a la misma técnica recurrió también para responder sobre el indulto solicitado por el expresidente del PP de Castellón, Carlos Fabra. "Como todas las peticiones de indulto, ésta seguirá su tramitación ordinaria. Estaremos atentos a la decisión del tribunal sentenciador y del Ministerio Fiscal", concluyó, sin aclarar si es o no partidaria de denegar los indultos a todos los encausados por corrupción.

Por último, la vicepresidenta tampoco pudo explicar el polémico aluvión de seguidores, presuntamente falsos, de la cuenta de Twitter de Mariano Rajoy. "Es una cuestión ajena a nosotros. Hemos pedido a la red social que lo investigue", concluyó Santamaría.