Archivo de Público
Lunes, 1 de Septiembre de 2014

Arranca el curso político de un final de ciclo

Hoy comienza la cuenta atrás para las cruciales citas con las urnas que aguardan en 2015, durante la cual Mariano Rajoy deberá enfentarse a la consulta soberanista catalana y a una izquierda que repunta, con un PSOE renovado y la sorpresa de Podemos, que podría buscar una alianza con IU

PÚBLICO ·01/09/2014 - 00:01h

El último curso político de la legislatura es el más preelectoral de estos cuatro años: se inicia la cuenta atrás para los comicios de 2015 y los partidos se preparan, desde ya, para la batalla.

Catalunya será protagonista de estos trepidantes meses que arrancan hoy, con la incógnita sobre cómo acabarán las pretensiones de los partidos y movimientos soberanistas catalanes ante una consulta que el Gobierno de Mariano Rajoy ha anunciado que impedirá al considerarlo ilegal.

Las espadas están en alto. Por un lado, el Govern catalán inicia este septiembre un calendario de aprobación de la normativa para otorgar la cobertura legal necesaria a la consulta del 9 de noviembre. Por el otro, la Abogacía del Estado afila los argumentos ante la inminencia de un recurso de inconstitucionalidad que el Ejecutivo plantearía en caso de que se formalice dicha convocatoria, previsiblemente en octubre.

A este desafío se une la sensación en unos y otros de fin de ciclo: se debilita el bipartidismo inaugurado en la Transición, consagrado en las sucesivas convocatorias electorales.

Los partidos aún no han terminado de digerir el seísmo de Podemos ocurrido en las elecciones europeas de mayo pasado. Al contrario de lo que aspiraban el PP y el PSOE, este movimiento se consolida como tercera fuerza política según las últimas encuestas. Ya está sólo a un punto de los socialistas.

La sangría de votos sufrida por PP y PSOE y la incertidumbre sobre el futuro del mapa político aventuran un cambio de cicloHay incertidumbre sobre el futuro mapa político, dada la sangría de votos que han sufrido PP y PSOE en esta crisis económica donde han crecido las desigualdades, la clase media ha sido minada, la recuperación económica no llega a la economía real, el paro alcanza el 34,5% de la población activa y España lidera el paro juvenil de Europa, con la mitad de los jóvenes sin trabajo (53,8%).

A esta percepción de fin de ciclo se une la probable apertura de juicio oral contra el cuñado del rey Felipe VI, Iñaki Urdangarín. Y la Audiencia de Palma deberá resolver este otoño si también se procesa a su hermana, Cristina de Borbón. Al rey padre Juan Carlos I le espera la demanda de paternidad de Albert Solá, un gerundense criado por agricultores que, de ser cierto, se convertiría en su primogénito.

El PP vivirá su propio terremoto con el cierre de la investigación judicial sobre el caso Gürtel, sobre presunta financiación ilegal de este partido. El sumario de la Audiencia Nacional está a punto de finalizar y el juez instructor, Pablo Ruz, abrirá con toda probabilidad juicio oral a sus principales responsables.

También es más que posible que se siente en el banquillo el extesorero del PP Luis Bárcenas, lo que provocará un efecto telúrico entre los populares y en su examigo Mariano Rajoy.

Y a CiU le espera un vía crucis a causa de la confesión del expresident Jordi Pujol, quien mantuvo una fortuna en paraísos fiscales durante 34 años. El movimiento vecinal catalán se presentará como acusación popular del caso, arrebatando así al sindicato 'ultra' Manos Limpias la iniciativa.

Ante las elecciones, la bandera de la regeneración

Frente a las demandas de la calle y de las distintas mareas sociales, que denuncian recortes del Estado de Bienestar y políticas "austericidas" como los desahucios, los partidos inauguran este septiembre preelectoral con una bandera: la regeneración.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sacó su bandera reformista este sábado en Pontevedra. Y anunció su intención de abordar la reforma electoral para que los alcaldes sean elegidos directamente —y de paso que el partido más votado sea el que gobierne—, la regulación de los indultos, los aforados y una rebaja de impuestos tras haberlos subido en contra de su propio programa electoral.

Por su parte el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se adelanta por la izquierda en regeneración y afronta un otoño de cambios, aunque su política sea continuista con la de su antecesor Alfredo Pérez Rubalcaba.

Sánchez debe elegir a las direcciones políticas del Congreso de los Diputados, Senado y Parlamento Europeo; fijar el calendario de primarias, afrontar la primera sesión de control y, probablemente, protagonizar el debate sobre las Cuentas del Estado para 2015.

Frente al inmovilismo de Rajoy, Sánchez buscará tender puentes ante la consulta del 9NY frente al inmovilismo de Rajoy, Sánchez buscará tender puentes ante la consulta del 9-N. Este mismo miércoles se reunirá con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y tiene la intención, según dijo hace unos días, de proponerle "renovar entre todos el pacto constitucional". La reforma de la Carta Magna sigue siendo una prioridad para los socialistas, que lo ven como la única solución para resolver el problema catalán, pero desde el Ejecutivo se insiste en que no existe el consenso inicial necesario para abrir ese melón.

La actividad habitual de los partidos se reanuda este lunes, y en el caso de los dos grandes, el PP reúne a su comité de dirección y el PSOE a su Ejecutiva.

Diada 2013

Imagen de la concentración de la Diada del pasado año 2013. Foto: EFE 

Otoño intenso

No obstante, será la semana siguiente cuando empiecen las reuniones de calado y se tomen decisiones pendientes. Así, el 8 de septiembre la Ejecutiva del partido que lidera Pedro Sánchez tiene previsto elegir la nueva dirección del grupo parlamentario, y ese mismo día el PP convoca un Comité Ejecutivo Nacional en el que se espera que los principales dirigentes -barones incluidos- hablen con Rajoy de la reforma electoral.

Socialistas y populares no son los únicos que vuelven a la tarea con deberes. UPyD ha convocado un consejo político extraordinario tras el malestar generado por la propuesta de su eurodiputado, Francisco Sosa Wagner, de concurrir a las próximas elecciones junto a Ciudadanos, una idea que rechaza la líder de la formación , Rosa Díez. La propuesta de Sosa Wagner surge en un contexto en el que los partidos empiezan a plantearse alianzas de cara a las municipales, toda vez que la reforma que plantea el PP —y que podría aprobar en solitario— haría más difícil la entrada en gobiernos municipales de los partidos pequeños.

Podemos dedicará un otoño intenso a decidir su programa, el método para la toma de decisiones y tener presente a las bases, su estructura y su liderazgo.

El debate sobre las posibles alianzas de la izquierda y de los movimientos sociales está servido.

El camino a la alianza entre IU y Podemos

Izquierda Unida no esconde su interés en el acercamiento. En la tarea está ya el diputado Alberto Garzón, encargado de perfilar la renovación de IU y estudiar las posibilidades de conectar con otras fuerzas políticas. El diputado por Málaga y el más joven del Hemiciclo, de 28 años, ha abierto las puertas a una alianza con Podemos desde que se convirtió en secretario de Proceso Constituyente de la formación, opinando que "Podemos no es un problema" para IU.

Sin embargo, ni él ni Cayo Lara, coordinador general, quieren limitar los procesos de confluencia al partido liderado por Pablo Iglesias, y señalan como objetivos para el acercamiento a las mareas sociales, movimientos sindicalistas y nacionalistas.

IU tiende la mano a Podemos, que decidirá sobre la alianza en su asamblea fundacionalPor su parte, Podemos afrontará el tema en su asamblea fundacional, que comenzará en dos semanas. Luis Alegre, su coordinador técnico, afirmó este jueves que "todas las líneas estratégicas", incluida "qué tipo de relación se tiene con otras formaciones políticas", saldrán a debate en la asamblea. "Los principios básicos, el ADN de Podemos, se respetarían en cualquiera de los casos y las listas las elegirán los ciudadanos a través de primarias abiertas", adelantó Alegre.

Otro asunto que deberá dirimir la joven formación es si habrá candidaturas de Podemos en cualquier municipio.

Ganemos

En este contexto, y de cara a los comicios municipales, jugarán un papel importante las plataformas ciudadanas que han acuñado el nombre de "Ganemos" y que optan a presentarse como una candidatura unitaria, con fuerzas políticas de izquierdas, movimientos sociales y organizaciones ciudadanas, para conseguir la alcaldía en grandes ayuntamientos. La propuesta nació en Barcelona de la mano de la exportavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau, pero se ha extendido hasta el punto de que otras capitales como Madrid, Valladolid, Málaga, Murcia o Logroño ya trabajan en su propia plataforma Ganemos.

Guanyen Barcelona, la propuesta más consolidada por el momento, está en contacto con diversos actores políticos con los que planea una jornada de discusión a la acudirán CUP, Podemos, ICV, EUiA y Proces Constituent, según han asegurado a Público fuentes de la plataforma.

Para septiembre, la plataforma organiza una acto de masas al que acudirán las 30.000 personas que han prestado su firma en apoyo al proyecto, un requisito indispensable para seguir adelante, como explicaron durante la presentación de Guanyem Barcelona. En adelante, explican, deberán abordar asuntos organizativos como su código ético, la limitación de mandatos, la revocabilidad de cargos, los sueldos,... además de abordar la confeccion de listas y que la organización con la que concurrirán a las elecciones (partido, coalición,...), que aún no está decidido.

En el caso de Ganemos Madrid, que nació bajo el nombre de Municipalia, trabajan conjuntamente con el objetivo de arrebatar la alcaldía de la capital al PP, desde plataformas como la PAH, las mareas ciudadanas o la Federación de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), hasta fuerzas políticas como IU, Equo, el Partido X y un largo etcétera.

Aún está por determinar el papel de Podemos en este entramado de candidaturas ciudadanas que, de reformarse la ley electoral como pretende el PP, sería una herramienta muy válida para disputar alcaldía aun con las nuevas reglas de un Gobierno temeroso de las alianzas tras el recuento de votos.

Posibles acuerdos

La legislatura se cerrará en esta última etapa con un posible acuerdo entre los dos partidos mayoritarios sobre la reducción de aforados, una medida que el Gobierno está dispuesto a abordar y que los demás partidos también apoyan.

Otra cosa es si estarán todos dispuestos a limitar al máximo, como ha sugerido el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, el número de aforados a costa de perder ellos mismos esa condición y abordar la maraña de cambios legislativos que conlleva, con una reforma constitucional y de estatutos autonómicos incluidos. Habrá que verlo en el curso político que ya empieza.

Cargando el debate... Si el debate no se muestra, puedes verlo en http://www.quoners.es/q/elecciones-europeas-2015