Archivo de Público
Jueves, 28 de Febrero de 2008

Esther Koplowitz entra en el baile eléctrico in extremis

La Comisión Nacional de la Energía mantiene el estatus de ACS en Iberdrola, que recibe apoyo de Repsol

S. R. ARENES / A. M. VÉLEZ ·28/02/2008 - 20:09h

Esther Koplowitz, máxima accionista de FCC.

FCC, la constructora que controla Esther Koplowitz, ha decidido entrar, en el último minuto, en el baile de fusiones energéticas en torno a Iberdrola y Unión Fenosa que se avecina tras las elecciones. El nuevo vicepresidente y consejero delegado de la compañía, Baldomero Falcones, sorprendió ayer al anunciar que la empresa ha creado una unidad para explorar oportunidades en energía. Habrá fichajes estrella para esta división.

Su antecesor en el cargo y ahora presidente de FCC, Rafael Montes, salvo un amago de apoyo a Gas Natural en su fallida opa por Endesa, nunca abogó por imitar a sus rivales ACS, Acciona y Sacyr en su desembarco energético.

Sobre las opciones que busque FCC, Falcones fue poco claro. Sí fue contundente al afirmar que hasta ayer "nadie de Iberdrola ha contactado con nosotros y nosotros no hemos llamado a nadie". Si la opción fuera entrar en Iberdrola, sería interpretado como un apoyo más al presidente, Ignacio Sánchez Galán, y no a ACS, primer accionista y participada por Florentino Pérez y los Albertos.

Sánchez Galán (enfrentado a ACS), recibió ayer una noticia que, no por esperada, deja de ser mala para él: la Comisión Nacional de la Energía ha denegado su petición de suspender los derechos políticos de la constructora y prohibirle comprar más acciones.

El otro frente abierto por Iberdrola está en Bruselas, donde ha presentado una denuncia por considerar ilegal el blindaje de la participación del Estado francés en Electricité de France (EdF), posible aliado de ACS para descabalgar a Galán de la presidencia. El presidente de la empresa gala, Pierre Gadonneix, dijo ayer que esa denuncia "no tiene sentido" porque EdF todavía "no ha tomado ninguna decisión" sobre invertir en España. En el sector, se cree que esa decisión llegará tras las elecciones del 9-M.

"El capital público no responde a los mismos parámetros que el privado"

A favor de Galán terció ayer Antoni Brufau, presidente de Repsol YPF. "Me solidarizo con él", dijo Brufau respecto a la denuncia. El ejecutivo pidió a la UE "reciprocidad" y "reflexión", ya que "el capital público no responde a los mismos parámetros que el privado".

Sus palabras son un capote a Galán, que se alió con Gas Natural (participada por Repsol) en la frustrada opa sobre Endesa, ya que Iberdrola se ofrecía a comprar los activos sobrantes del grupo resultante. Sin querer o adrede, Brufau alimentó ayer la tesis de que la gasista puede tener un papel activo en los movimientos en el sector energético que, presumiblemente, se avecinan: "Va a estar en alguna movida", dijo, "mañana o dentro de seis meses". No obstante, insistió en que el tema "jamás" se ha tratado en el consejo de Repsol.

En las últimas semanas se ha especulado con una fusión entre Iberdrola y Gas Natural para crear un gran grupo español. Entre las combinaciones que circulan, está la de que EdF se quede con activos sobrantes del grupo resultante o compre Unión Fenosa, sin descartar la irrupción de otros actores, como E.ON.

Pacto de la alemana

La compañía alemana propuso ayer un pacto a la UE: vender sus redes de transporte de electricidad y parte de sus actividades de generación, como quiere Bruselas, a cambio de que la Comisión Europea cierre las investigaciones antimonopolio que tiene abiertas en su contra.