Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Zapatero reivindica la "hoja de servicio" del PSOE en defensa de España y la Constitución

El presidente del Gobierno vuelve a hacer un llamamiento a la unidad política frente al terrorismo

PÚBLICO ·10/10/2007 - 09:33h

El presidente del Gobierno, durante su intervención en la sesión de control del Senado. EFE

El Senado ha escenificado una vez más el enfrentamiento entre el Gobierno y la oposición, menos de 24 horas después de que ETA atentara en Bilbao.

El cara a cara entre el presidente del Gobierno y el portavoz del PP en la Cámara Alta, Pío García Escudero, ha sido menos afilado que en otras ocasiones. Lo que no ha impedido que se hayan vuelto a lanzar reproches mutuos.

Entre llamamientos a la unidad de las fuerzas y garantías de que "el Estado democrático está muy fuerte y muy preparado para afrontar el “combate" contra ETA, Zapatero y García Escudero se han enfrentado a cuenta de la consulta popular propuesta por el lehendakari, Juan José Ibarretxe. Ninguno de los dos se ha salido del sabido guión.

Más enjundia ha tenido el debate suscitado a raíz de  cuestiones como la Monarquía, la bandera y la identidad de España. En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha reivindicado la "hoja de servicio" del PSOE en defensa de España, la Constitución y la convivencia.

Argumento que Pío García Escudero no ha compartido y que le ha llevado a reclamar el adelanto de las elecciones generales para evitar que la situación “se deteriore más, porque vamos mal con tanto desvarío". Los comicios se celebrarán, a más tardar, en marzo de 2008.

Desacuerdo en los acuerdos 

Tal y como hizo el pasado fin de semana, Zapatero ha lamentado el "empeño" del PP en atacar al Gobierno en cuestiones esenciales en las que ambos están de acuerdo y se ha mostrado convencido de que nadie tiene una "hoja de servicios" mejor que el PSOE en defensa de España, las libertades, la Constitución, la democracia, el entendimiento y los acuerdos.

En ese momento, García Escudero le ha instado a reconocer que se ha equivocado de "amistades" y se ha rodeado de "malas compañías que no creen en España". Zapatero no ha tardado en replicar recordando que el PP gobernó en minoría con apoyo del PNV y de CiU.

El argumento tampoco ha servido porque, para el PP, en esta legislatura los nacionalistas se han radicalizado y los socialistas se comportan como nacionalistas.

Noticias Relacionadas