Miércoles, 10 de Octubre de 2007

La Policía pide el ADN de los turistas que estuvieron en el centro vacacional de los McCann

EFE ·10/10/2007 - 11:26h

EFE - Imagen de archivo de Madeleine McCann. EFE

Los detectives que investigan la desaparición de Madeleine McCann en Portugal han pedido muestras de ADN a los turistas que estuvieron en el centro vacacional donde se alojaba la familia de la niña británica, revela hoy The Times.

Al parecer, los detectives han hallado pruebas que apuntan a la presencia de un posible secuestrador, agrega el diario.

A petición de las fuerzas del orden portuguesas, la Policía de Leicestershire (norte de Inglaterra), donde viven los McCann, ha enviado una carta a los turistas británicos que estuvieron en el complejo vacacional de Praia da Luz el pasado 3 de mayo, cuando la niña de cuatro años fue vista por última vez.

"El equipo portugués a cargo de la investigación me ha pedido que reúna pruebas de ADN y huellas dactilares de los turistas que viven en el Reino Unido y se alojaban en el complejo Ocean Club", señala la misiva del detective Stuart Prior, de la Policía de Leicestershire, y a la que The Times tuvo acceso.

La Policía de Leicestershire es la encargada de coordinar la investigación sobre Madeleine en el Reino Unido.

Según el periódico británico, los detectives portugueses han hallado ADN no identificado y huellas dactilares durante una serie de registros en el centro vacacional.

Las muestras de ADN de los turistas serán enviadas al Servicio de Ciencia Forense de Birmingham (centro de Inglaterra), que hasta ahora ha analizado el material recogido de los apartamentos del centro turístico del Algarve y de varios vehículos.

Esta operación, que sale a la luz un mes después de que los padres de Madeleine fuesen declarados sospechosos de la desaparición de su hija, sugiere que los detectives no descartan la posibilidad de que la niña fuese raptada, dice el matutino.

Por otro lado, el diario británico Daily Express informa hoy de que la Policía portuguesa parece contar con nuevas pruebas que apuntan a la posibilidad de que otros cuatro niños estaban en la habitación de la que desapareció Madeleine.

Noticias Relacionadas