Miércoles, 10 de Octubre de 2007

Condenado a cadena perpetua un sacerdote católico por siete asesinatos cometidos durante la dictadura argentina

El ex capellán bonaerense Christian Von Wernich ha sido declarado culpable de siete homicidios, 31 casos de tortura y 42 privaciones ilegales de libertad

AGENCIAS ·10/10/2007 - 08:57h

El ex capellán reacciona tras recibir su sentencia a cadena perpetua. EFE

Christian Von Wernich, ex capellán de la policía argentina, ha sido condenado a cadena perpetua por su implicación en crímenes cometidos durante la dictadura militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983.

O, según reza el fallo -que reabre el debate sobre el papel de la Iglesia en ese período- por privación ilegal de la libertad, aplicación de tormentos y homicidio. En concreto, se le condena por siete homicidios calificados, 31 casos de tortura y 42 privaciones ilegales de libertad.

Cientos de personas han festejado la decisión en las puertas del tribunal con fuegos artificiales y cánticos que se han repetido en la sala donde se ha leído el veredicto.

En la celebración han destacado los pañuelos blancos de las Madres de Plazo de Mayo, que desde hace más de 30 años buscan a sus hijos desaparecidos.

La fiscalía había pedido la pena de prisión perpetua para el sacerdote católico Christian Von Wernich por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura militar en la que desaparecieron miles de disidentes, fundamentalmente de izquierda.

La Iglesia, "conmovida"

La iglesia argentina ha reconocido estar "conmovida" por la participación de Von Wernich en delitos que consideró "gravísimos".

"La Iglesia en Argentina está conmovida por el dolor que nos causa la participación de un sacerdote en delitos gravísimos. Creemos que los pasos que la justicia da en el esclarecimiento de estos hechos deben servir para renovar los esfuerzos de los ciudadanos en el camino de la reconciliación y son un llamado a alejarnos tanto de la impunidad como del odio y el dolor", ha subrayado en un comunicado el titular del Episcopado, cardenal Jorge Bergoglio.

La Iglesia hizo su primera autocrítica sobre su comportamiento durante el régimen militar en 1996. Cuatro años más tarde entonó el "mea culpa" y pidió "perdón" por la "participación efectiva y los silencios responsables" de algunos de sus miembros.

"Paz con reconciliación y en la verdad"

Von Wernich, quien trabajó para la policía de la provincia de Buenos Aires, se negó a declarar durante el juicio que comenzó en julio.

El fallo condena al ex capellán a "reclusión perpetua e inhabilitación absoluta perpetua", y califica los crímenes como "delitos de lesa humanidad cometidos en el marco del genocidio que tuvo lugar en la Argentina entre los años 1976 y 1983".

Von Wernich, de 69 años, ha escuchado el fallo con las manos cruzadas y apoyadas sobre el rostro, vistiendo el chaleco antibalas que ha llevado durante todo el juicio. Ha sido retirado de la sala inmediatamente después de que concluyera la lectura del fallo.

"¿Queremos llegar a la verdad? Hagámoslo con paz, con reconciliación y en la verdad, porque un corazón preñado de malicia es un corazón que no entiende lo que Dios quiere y lo que el hombre necesita, reconciliarse", ha señalado Von Wernich horas antes del fallo condenatorio.