Martes, 9 de Octubre de 2007

Banesto, primer test del efecto de la crisis en la banca española

Banesto será el primer banco español en dar la cara. La entidad presenta hoy sus resultados de los nueve primeros meses del año en medio de una gran expectación en el mercado.

VIRGINIA ZAFRA ·09/10/2007 - 22:22h

Los inversores están ávidos de saber el verdadero impacto que las turbulencias financieras venidas de Estados Unidos están teniendo en la banca nacional.

Hasta ahora, los responsables de las entidades —aunque no se pusieran de acuerdo para hacer un comunicado conjunto en la patronal AEB— han dicho por activa y por pasiva que no va a tener ningún impacto. Pero la realidad se verá en sus números.

Los analistas y expertos no lo ven claro y, ya de partida, están convencidos de que las cuentas del tercer trimestre mostrarán en Banesto, y probablemente en otras entidades,  que el margen que obtienen de cada cliente es menor que antes de la crisis porque ahora paga más caro para conseguir dinero y, sin embargo, sigue prestándoselo al mismo precio a los usuarios.

También prevén aumentos de morosidad, aunque en este caso más motivados por el encarecimiento de los tipos de interés de las hipotecas que por la crisis.

Eso se da por hecho, pero las incógnitas de cómo andan de liquidez y cuál es su verdadera exposición al negocio con promotores inmobiliarios se resolverán cuando publiquen los resultados. Los de ahora y, sobre todo, los del conjunto del año.

Las expectativas más inciertas  se centran en la banca mediana —Popular, Banesto, Sabadell, Bankinter y Pastor—, ya que tiene todo su riesgo concentrado en España y ha basado buena parte de su crecimiento de los últimos años en el negocio hipotecario, que está en franca desaceleración. 
Este grupo se había preparado para el esperado parón de las hipotecas y la subida de la morosidad, pero se ha encontrado con una sorpresa inesperada: la crisis ha secado el mercado interbancario y no hay manera de conseguir financiación.

Además de lo que digan sus cifras, el mensaje que lo acompañe será fundamental porque en este negocio importa casi más la confianza de clientes e inversores que los números de fondo.