Archivo de Público
Martes, 26 de Febrero de 2008

Más de 90 evasores fiscales confiesan en Alemania

Se trata de una de las operaciones contra el fraude tributario más grande de la historia del país

EFE ·26/02/2008 - 18:58h

Un total de 91 evasores fiscales han confesado ante la fiscalía de Bochum y 72 han presentado denuncias contra sí mismos (figura jurídica con la que se busca evitar la cárcel), en el marco del fraude tributario relacionado con las fundaciones que funcionan en el principado de Liechtenstein.

Así lo informó hoy la fiscalía que indicó que los evasores confesos han pagado ya al fisco alemán 27,8 millones de euros y que se esperan también pagos millonarios de los que se han denunciado a sí mismos.

El ministro de Finanzas, Peer Steinbruck, había recomendado públicamente a los implicados presentar denuncias contra si mismos antes de encontrarse con la fiscalía en la puerta de su casa.

Privilegios judiciales 

De momento, las declaraciones de las personas que se han inculpado voluntariamente están siendo examinadas por la fiscalía para determinar si son lo suficientemente completas para que los evasores gocen de privilegios judiciales.

Las declaraciones de las personas que se han inculpado voluntariamente están siendo examinadas

En Alemania, una ley permite a los evasores que retornen su capital al país para librarse de la persecución penal si pagan el impuesto correspondiente y presentan una denuncia en su contra.

La fiscalía no quiso revelar nombres con lo que el único implicado claramente identificado sigue siendo el ex-presidente del consorcio logístico Deutsche Post Klaus Zumwinkel, cuya detención provisional fue objeto de un amplio despliegue mediático.

Escándalo histórico 

Con respecto al caso Zumwinkel, la fiscalía negó hoy haber informado previamente a la Segunda Cadena de Televisión Alemana (ZDF) de los planes de registro de su domicilio.

El escándalo fiscal, considerado como el más grande de la historia de Alemania, se descubrió a partir de un DVD comprado por los servicios secretos alemanes a un informante con datos de clientes del banco LTG de Liechtenstein que habrían creado fundaciones en el principado para evadir impuestos.

El capital de esas fundaciones, según informó hoy la fiscalía, ronda los 200 millones de euros, lo que significa que la deuda fiscal "es inmensa".

34 redadas 

Además, un portavoz de la fiscalía confirmó que en el curso de las investigaciones se ha detectado un segundo banco extranjero, cuyo nombre no fue revelado, que podría estar involucrado en el escándalo.

El escándalo fiscal tiende a internacionalizarse 

Hasta ahora, en la operación contra la evasión fiscal se han realizado 34 redadas en Múnich, 17 en Fráncfort, 24 en Stuttgart, 30 en Hamburgo y 15 en diversas localidades del estado federado de Renania del Norte-Westfalia.

Entretanto, el escándalo fiscal tiende a internacionalizarse y, según informaciones del diario Financial Times Deutschland, Alemania ha ofrecido los datos contenidos en el DVD a otros países y Holanda, Finlandia, Suecia y Noruega habrían mostrado interés mientras que Dinamarca ha rechazado la posibilidad de hacer uso de esa información.

De hecho, la Agencia Tributaria española analiza la información sobre ciudadanos españoles incluidos en las listas de cuentas y depósitos bancarios de Liechtenstein usados presuntamente para la evasión y el fraude fiscal.

Según informó este organismo en un comunicado, una vez analizada esta información se abrirán, si procede, las correspondientes inspecciones o se remitirán los expedientes a los órganos judiciales en el supuesto de posible comisión de delitos fiscales.